01 de julio de 2012
01.07.2012

El Sporting de Gijón, a un paso del descenso

El equipo de Clemente paga muy caros sus errores defensivos y da vida a su rival

02.05.2012 | 03:19

Sporting: Juan Pablo, Damián Suárez, Botía (Andre Castro m 79), Gregory, Alex Menéndez, Lora, Cruz, Óscar Trejo, De las Cuevas (Mendy m 56), Sangoy y Adrián Colunga (Bilic, m 60).

Villarreal: Diego López, Mario, Zapata, Mussachio, Jaume Costa, Marchena (Wakaso m 71), Senna (Ángel, m 61), Bruno, Hernán Pérez (Gonzalo m 87), Marcos Rubén y Borja Valero.

Goles: 0-1. m18. Mario; 1-1. m.38. Lora; 1-2. m.42. Senna, de penalti; 1-3. m.55. Hernán Pérez; 2-3. m.84. Gálvez.

Árbitro: Del Cerro Grande, del Comité madrileño. Expulsó al entrenador del Sporting, Javier Clemente, por protestar (m.86) y al portero suplente del Villarreal, César, por un incidente con el público (m.92). Mostró tarjeta amarilla a Hernán Pérez (m.31), Botía (m.33), Gregory (m.41), Mario (m.46), Marchena (m.63), Gálvez (m.66), Damián (m.89), Wakaso (m.90) y Gonzalo (m.94)

Incidencias: Partido de la vigésima jornada de la Liga de primera división disputado en el estadio de El Molinón, que registró un lleno, 29.000 espectadores.

El Sporting de Gijón está a un paso del descenso a Segunda división tras perder (2-3) ante un Villarreal, el equipo al que tenía más a mano en la clasificación, y que con el triunfo respira aliviado, mientras que su rival pagó caro sus errores defensivos. Ya había advertido Javier Clemente que este partido era más decisivo para el Sporting que para el Villarreal porque el conjunto visitante aún perdiendo todavía seguiría en la pelea por eludir el descenso, pero eso no hizo variar el dispositivo táctico de los rojiblancos con un entramado defensivo sobre el que el técnico esperaba montar las jugadas de ataque.

Esa fue una táctica que le proporcionó resultados positivos ante el Rayo Vallecano y el Espanyol pero como tantas veces esta temporada dos errores defensivos facilitaron que el Villarreal se adelantara por dos veces en las dos únicas ocasiones de peligro que creó en la primera mitad. El gol del empate a uno hizo renacer la esperanza de la remontada pero de nuevo un error defensivo llegó un penalti que transformó Marcos Senna.

En la segunda parte, el Sporting salió decidido a revertir la situación. Sangoy chutó alto desperdiciando una gran ocasión y pocos minutos después Hernán Pérez conectó un zurdazo desde fuera del área que, tras tocar en un poste, se alojó en el fondo de la red haciendo inútil la estirada del portero del equipo gijonés estableciendo el gol que sentenció.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook