El Comité de Competición de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha procedido a "archivar" la denuncia formulado por el Comité Técnico de Árbitros (CTA) contra entrenador del Real Madrid, José Mourinho, por sus manifestaciones contra los colegiados, aunque "anima" al técnico a que haga el "esfuerzo de conseguir que no vuelvan a repetirse situaciones" similares.

La denuncia se refiere a las declaraciones del técnico en una rueda de prensa el pasado 25 de febrero en la que aseguraba que era "fácil" sacarle tarjeta a sus jugadores y que para sus futbolistas "la amarilla es roja y lo que no es nada es amarilla", palabras que, en opinión del denunciante "lesionan la confianza en la imparcialidad de los árbitros".

Como parte de sus alegaciones, el Real Madrid se refiere al derecho a la libertad de expresión, pero desde el Comité recalcan que eso "no ampara poner en entredicho la reputación de personas sin que se demuestren los hechos atribuidos".

Así, y dado que en los primeros escritos del Real Madrid "ni lejanamente se aportaba indicio alguno que soporte las gruesas afirmaciones realizadas", consideran que "el resultado de la instrucción previa necesariamente sería el de abrir un expediente sancionador" para que el portugués pudiera defender que sus afirmaciones no suponen ningún ilícito, bien porque fuera capaz de demostrar que no acusó de actuar partidariamente a los árbitros o demostrara que son ciertas sus afirmaciones en esa dirección.

Sin embargo, mientras el Comité estudiaba las alegaciones, el Real Madrid remitió otras nuevas en las que reproduce unas manifestaciones en las que alaba la labor del árbitro tras el derbi y, sobre todo, otras en las que el técnico asegura que no cree que haya 'una mano negra' "ni contra el Real Madrid ni contra nadie".

Por eso, aunque consideran que "se plantean serias dificultades para encontrarlas coherentes con las anteriores y no considerarlas una completa contradicción", se aplica el principio de que en caso de duda se está a favor del expedientado y también "teniendo en cuenta que no es su lengua materna el español".