21 de mayo de 2011
21.05.2011
Montañismo

Día de cumbre para Ramos en el Makalu

Otras expediciones españolas también atacarán hoy

21.05.2011 | 08:00
Martín Ramos avanzando por la nieve.

Las condiciones metereológicas que se esperan para hoy deben permitir que la mayoría de las expediciones que se encuentran en el macizo central del Himalaya puedan intentar hoy atacar sus respectivas cumbres como así va a ser con el zamorano Martín Ramos en el Makalu, Edurne Pasabán en el Everest o Juanito Oiarzábal en el Lothse.


La expedición en la que se integran el zamorano Martín Ramos y Jorge Egocheaga alcanzó ayer el campo 3 situado a 7.400 metros. Las condiciones son muy duras con niebla, nieve y viento. Las previsiones apuntan a que hoy se registre una ligeramejoría de las condiciones meteorológicas y esperan poder atacar la cumbre a partir de esta madrugada. El rumano Horia Colibasanu informa de que alcanzaron esta cota tras ocho horas de dura ascensión: «Estamos muy cansados, era muy difícil, pero seguimos adelante», explicó el montañero rumano.


Las previsiones meteorológicas indican que las temperaturas de mantendrán constantes (en torno a los -22 ºC), el viento pasará de 41 a 64 kilómetros por hora aunque el cielo estará descubierto hoy y casi no se prevén precipitaciones de nieve. La situación pues se presenta al límite de lo permitido para poder atacar la cumbre. No será sencillo tomar la decisión que sea para la jornada de hoy.


La expedición de Edurne Pasaban se encuentra ya en el campo 4, a 7.950 metros, cada vez más cerca de la cumbre del Everest, tras un ascenso desde el campo 3 que los montañeros han realizado «cómodos y sin problemas». Pablo Díaz-Munio, doctor de la expedición Desafío 14+1, explica en la página web de la alpinista que han establecido contacto con Pasaban por teléfono satélite, ya que la comunicación por radio «no está siendo posible». Los montañeros han llamado tras haberse instalado en las tiendas, «ya comidos y bebidos», y han comentado que durante la subida han visto «mucha gente bajando». Todos están bien, aunque el alpinista Asier Izagirre padece algunas molestias estomacales. Descansarán «lo posible» a la espera de ponerse en marcha para acometer «el ataque final» y poder hollar sin oxígeno la cumbre más alta del mundo. Tal y como señalaban los pronósticos, ya ha comenzado a soplar el viento a esa altitud, señala Díaz-Munio.


La expedición del montañero español Juanito Oiarzabal a la cima nepalí del Lhotse ha alcanzado el campo IV, ubicado a 7.850 metros, y sus integrantes esperan que las buenas condiciones climatológicas les permitan alcanzar hoy la cumbre, situada a 8.516 metros. La expedición ha hecho el último tramo desde los 7.100 metros hasta los 7.850 donde se encuentra el campo IV, para situarse en la antesala de la cumbre.


La cordada emprendió el pasado miércoles el camino hacia la cima del Lhotse en el proyecto que lleva a Oiarzabal a repetir las catorce cimas más altas del planeta.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook