26 de abril de 2010
26.04.2010
Montañismo

Martín Ramos quiere hacer cumbre mañana

Subirá hoy al campo 4 para desde allí realizar el ataque final

26.04.2010 | 02:00

Tras desistir del intento que pretendían iniciar el pasado sábado, Martín Ramos y Jorge Egocheaga han decidido afrontar hoy la ascensión final al Annapurna, según ha asegurado el montañero zamorano en su página web. Los dos compañeros de cordada en la jornada de ayer pretendían realizar de un tirón la subida hasta el campo 3 (6.600 metros) donde pernoctaron y hoy esperan alcanzar el campo 4 para atacar desde allí la cima mañana, para cuando se esperan las mejores condiciones meteorológicas.


Ramos y Egocheaga comparten cordada con la polaca Kinga Baranowska y con el rumano Horia Colibasanu, entre otros contrastados hilamayistas, y han optado por una estrategia distinta a la que han empleado el resto de los montañeros que pretenden subir el Annapurna estos días.


Por ejemplo, la expedición que encabezan Juanito Oiarzábal y Carlos Pauner alcanzó ayer el campo 3 tras pernoctar el sábado en el campo 2. Durante la jornada de hoy también pretenden llegar al C4 para atacar la cima mañana. En este grupo Javier Pérez ha sufrido la rotura de un crampón y tendrá que regresar al campo base.


En el campo 2 se encuentra también desde hace unos días la expedición coreana que encabeza Miss Oh y que tuvo que bajar desde el campo 3 ante el mal tiempo reinante. Oh Eun Sun pretende completar con esta cumbre los catorce "ochomiles" y ser la primera mujer que lo consigue. Es de suponer que suba junto al resto de expediciones durante las jornadas de hoy y mañana.


Por su parte, la vasca Edurne Pasabán, una vez coronado el Annapurna, llegará entre hoy y mañana al campo base de Shisha Pangma buscando también su décimo cuarta gran montaña.


Edurne Pasaban y el equipo de «Al filo de lo imposible» partió el sábado de Katmandú (Nepal) hacia el Tíbet para escalar el Shisha Pangma, la última cima que le falta para coronar los catorce «ochomiles» del mundo, ha informado este programa de TVE.


Tras haber llegado a la cumbre del Annpurna el pasado fin de semana, la expedición española se ha recuperado durante tres días en la capital de Nepal y Edurne se prepara ahora para intentar convertirse en la primera mujer que pisa la cima de las catorce montañas más altas del planeta.


El equipo español ha cruzado ya la frontera china, ha superado con éxito los trámites aduaneros y llegó ayer a la población de Nyalam, en el Tíbet.


Desde allí continuará hacia el campo base chino del Shisha Pangma, en torno a 5.200 metros de altitud, que es el punto donde comenzará la auténtica ascensión del monte, a partir de mañana.


El Shisha Pangma, de 8.027 metros, es el más bajo de los catorce «ochomiles» del planeta. Su nombre en tibetano significa «cresta sobre la planicie de hierba». Fue coronado por primera vez en 1964 por el montañero chino Xu Jing y no volvió a ser ascendido hasta 1980, a causa de la prohibición impuesta por las autoridades chinas.


A principios de marzo el gobierno de China denegó al equipo de "Al filo de lo imposible" el permiso para entrar en el Tíbet y subir el Shisha Pangma, como tenía planeado.


Esto le obligó a cambiar sus planes en un tiempo récord y acometer primero la ascensión al Annapurna, en condiciones invernales y sin ayuda de otras expediciones para abrir las rutas.


La montañera tolosarra afronta con optimismo esta última etapa de su gran reto, en el que cuenta como rival a la surcoreana Oh Eun Sun, que le ha tomado la delantera y se encuentra muy cerca de coronar el Annapurna, su último "ochomil".

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook