25 de agosto de 2009
25.08.2009
40 Años
Fútbol: Segunda División B

El Zamora continúa buscando caras nuevas

Las lesiones y los resultados de la preparación hacen que el club se plantee más fichajes

25.08.2009 | 02:22
Israel da un pase entre Guillermo y Masini durante el entrenamiento de ayer

Con la llegada del duelo copero ante el Compostela, que tendrá lugar mañana en tierras gallegas, se cierra la pretemporada del Zamora. Una fase de la campaña 2009-2010 que el conjunto rojiblanco ha concluido con un saldo bastante negativo en varios aspectos, por lo que la entidad sigue estudiando el mercado de fichajes.
El balance, en cuanto a resultados, de esta primera parte del año para los hombres de Rícar no ha sido nada buena. Con una victoria sobre el Valladolid y un empate ante el Oviedo la pasada semana como mejores marcadores, los encuentros amistosos disputados por el Zamora no han dejado buenas sensaciones en el aficionado. Y no sólo por las derrotas sufridas por el conjunto del Duero, la última el domingo a manos del Castilla, sino por su despliegue de juego sobre la hierba.
El bloque con el que afrontará esta campaña el Zamora ha despertado bastantes dudas. «Nos falta seguridad» indicaba Rícar al término del "Ciudad de Zamora", y razón no le falta al técnico cordobés.
El conjunto rojiblanco ha encajado muchos goles por despistes defensivos y errores poco comunes en los terrenos de juego de Segunda B. Cierto que la plantilla aún no está lo suficientemente conjuntada, pero en el seno de la grada preocupan tales fallos, pues pueden ser letales ahora que se inicia la competición oficial (toda vez que la Copa Federación es considerada como un trofeo menor). Falta de aciertos en la zaga, que por desgracia también se puede observar en la delantera zamorana.
Al término de los encuentros de pretemporada, el Zamora apenas ha perforado el marco de sus rivales e Iker Alegre, el especialista en penas máximas, es el "pichichi" de la preparación.
Dudas y más dudas que se acrecientan con lo realmente negativo de este tramo anterior a la verdadera temporada: las lesiones.
El Zamora regresa a la competición oficial mañana y lo hará sin piezas fundamentales en su esquema. Marcos, Duque y Agustín todavía tienen para varios días antes de volver a incorporarse al trabajo de grupo, entrenar con normalidad y poder disputar minutos.
En situaciones similares andan otros componentes de la plantilla rojiblanca como Hugo, Félix Campos o Manu Arias, que ayer indicó al cuerpo técnico tener molestias en la espalda. Aunque todos estos hombres parece que pronto volverán a tener su sitio en la lucha por la titularidad.
Quizá, por todas esas inseguridades que todavía trasmite el equipo ha estas alturas y el tener en la enfermería jugadores importantes con pronóstico de ser lenta su recuperación, el Zamora sigue con parte de su atención puesta en el mercado de fichajes.
Aunque se esté a menos de veinticuatro horas de arrancar la aventura de la Copa del Rey, el Zamora parece que todavía no está completo y que podría cerrar un par de incorporaciones para rellenar los huecos que las lesiones han dejado en la plantilla de Rícar antes del comienzo liguero.
Dos incorporaciones que irían destinadas a reforzar la zaga y la delantera zamorana, líneas en las que parece que Zamora se encuentra más necesitado en estos momentos.
Tras la llegada el domingo de Capi, mediapunta que ya participó ayer en el entrenamiento del conjunto rojiblanco en los Anexos, parece improbable la contratación de Jonan García y se intensifica la búsqueda de un ariete goleador o un interior que sea rápido y habilidoso.
En cuanto a la zaga, la lesión de Marcos, los problemas de Duque y las molestias de Manu Arias hacen evidente que Rícar tendrá que buscar un central para afrontar con garantías el primer tramo liguero.
Dos jugadores por llegar que podrían provocar la salida de alguno de los hombres que se encuentran en estos momentos a las órdenes del cordobés.
Dudas, preguntas y, de nuevo, problemas para acabar de conjuntar un Zamora que mañana se estrena oficialmente en Santiago de Compostela.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook