Los Angeles,

Kobe Bryant volvió a destapar el tarro de las esencias y lideró la duodécima victoria consecutiva de los Lakers sobre los Jazz de Utah (107-96) en el Staples Center, testigo ayer de la clasificación de su equipo para las semifinales del Oeste (4-1).

Los angelinos volvieron a relajarse y a sufrir de lo lindo, pero lograron el billete gracias a la soberana actuación de Lamar Odom, con 26 puntos y 15 rebotes, y la aportación de Pau Gasol, con 17 tantos y 11 rebotes, en tanto que su rival echó de menos las mejores versiones de sus líderes, Deron Williams (14 puntos) y Carlos Boozer (10 tantos).

La aparición del pívot turco Mehmet Okur por primera vez en la serie no resultó tan decisiva como se esperaba