El CB Zamora INEC vuelve a jugar hoy en el pabellón Angel Nieto (20.30 horas) y lo hace para recibir a un Piélagos que marcha en la zona baja de la clasificación y con muchos problemas para lograr la permanencia en la categoría.

Por contra, el equipo que dirige Alberto Miranda llega a esta recta final de la competición, sólo faltan tres partidos ligueros, en una zona cómoda de la tabla donde ocupa el noveno puesto, plaza que intentará mejorar en este trío de confrontaciones que restan para bajar el telón en la presente temporada.

Los zamoranos llegan a este partido después de haber sufrido el pasado sábado un serio revés ante uno de los últimos clasifidos como es el Grupo CLN que ganó a los zamoranos por 102-88, un resultado que le permite seguir soñando con la permanencia.

Después de una temporada en la que durante algunas jornadas el C. B. Zamora INEC acarició los puestos que permitirán jugar la fase de ascenso, el equipo ha ido bajando su rendimiento jornada a jornada para ir cayendo hacia esa zona media de la clasificación en la que está a dos victorias del cuarto clasificado, CD Ferrol, una distancia que ya parece insalvable para los zamoranos en estos tres partidos. Hoy, el CB Zamora intentará dar una alegría a su afición.