Una nueva final para el Zamora C. F. está a la vuelta de la esquina. En esta ocasión será el Celta B el equipo que ponga a prueba a los rojiblancos y mida las posibilidades que éstos van a tener de cara a lograr su clasificación para disputar la fase de ascenso.

Salvo Ibón Díez y Manu Cabezas, descartados tras los problemas físicos que les tienen a ambos en el "dique seco" desde hace más de un mes, el técnico rojiblanco, Alvarez Tomé, podrá disponer del resto de los componentes de la plantilla rojiblanca, aunque en algunos casos, como son los de Berodia, Curro Vacas, Senel y Gonzalo, entre otros, éstos no se encuentran al cien por cien de su rendimiento ya que arrastran algunos problemas físicos que les están impidiendo trabajar al máximo de sus posibilidades durante los últimos entrenamientos. Todos ellos, además de Agustín y Marcos Rodríguez que también se encuentran algo renqueantes, están entre algodones y entrenan con muchas precauciones para no agravar sus molestias y quedar definitivamente fuera de combate.

En la matinal de ayer, la plantilla del Zamora C. F. llevó a cabo un nuevo entrenamiento y en esta ocasión lo celebró en el estadio Ruta de la Plata como suele ser habitual los jueves para disputar un partido.

Tomé comenzó a dar las primeras pistas sobre lo que puede ser el próximo once inicial que presentará el Zamora CF para hacer frente al Celta B. Si no hay contratiempos en las dos últimas sesiones o si el míster no cambia de opinion, que no lo suele hacer, los rojiblancos podrían presentar un equipo titular con Dani en la portería, Javi Selvas, Gonzalo, Domingo y Tomás en la defensa, un centro del campo en el que estarán Curro Vacas, Agustín, Marcos Rodríguez y Limones, y como hombres de ataque jugarán Gerardo Berodia y Senel.

Este, al menos, fue el equipo que ayer puso en liza Alvarez Tomé durante el primer tiempo del partido de entrenamiento. En la segunda mitad no actuaron Curro, Berodia y Marcos que fueron sustituidos por Iker Alegre, César e Israel, respectivamente.

Delante de este once titular, estuvieron con peto naranja: José Luis, Alvaro, José Carlos, Guillermo, Saúl, Pablo Carbajal, Hugo Aguado, Israel, Iker Alegre, César y Koeman; durante el segundo tiempo también jugaron los canteranos Diego Gullón, Iván Curiel y Fernando.

El partido acabó 4-0 para los primeros con goles de Marcos Rodríguez, César, Limones e Iker Alegre.

Durante la hora de juego, Tomé incidió en sus hombres sobre la presión hacia el contrario y la posesión del balón.

Sobre la situación de su equipo, Alvarez Tomé destacaba que «hemos llegado a esta parte final de la Liga con posibilidades reales y dependiendo de nosotros mismos, pero también reconocemos que hay mucha dificultad por la entidad del próximo rival, Celta B, que ahora mismo es el quipo más fuerte del Grupo I sobre todo a domicilio como así lo demuestran sus resultados con goleadas en Barakaldo y León, y con un triunfo en Irún frente al lider».

El míster rojiblanca cree que «nuestro rival más directo en la lucha por el cuarto puesto es el Ferrol, sobre todo porque nos tiene ganado el "gol-average" y tiene un calendario más asequible que nosotros, aunque tampoco hay que descartar al Pontevedra y al Lemona; con el Barakaldo teníamos alguna duda pero al haber perdido el pasado domingo, se ha dejado casi todas sus opciones en el camino. Es importante que estemos convencidos que dependemos de nosotros y que si hacemos las cosas bien podemos ganar, sabiendo siempre las dificultades que nos vamos a encontrar ante un Celta que será el peor rival que podíamos tener ahora en el Ruta de la Plata, pero si queremos estar arriba, tenemos que sacar adelante este encuentro».

Por último, Alvarez Tomé resalta la importancia que tendrá el apoyo de los aficionados rojiblancos: «Este partido tiene una gran importancia para el Zamora y la gente se debería de volcar con el equipo; la ayuda desde la grada va a ser fundamental. A lo mejor nuestra afición no es muy numerosa pero sí que es capaz de leer lo que nos jugamos y de saber cómo está el equipo. Hay que reconocer que no estamos al cien por cien pero si nos apoyan y nos ayudan, seguro que vamos a ser un poco más fuertes».