- El Zamora pierde a Ibón Díez para lo que resta de temporada.

- Voy a decir que no porque esto sería una señal muy buena. Si Ibón puede volver a jugar esta campaña será en una fase de ascenso.

- ¿Ha sido una sorpresa el alcance de la lesión del defensa rojiblanco?

- Ha sido una sorpresa y muy negativa porque siempre he dicho que se trata de los jugadores más importantes dentro de esta plantilla por sus características.

- Al menos en lo positivo, por fin Berodia ha entrenado.

- Lleva poco trabajo acumulado en los últimos días con entrenamientos poco idóneos para saber si está o no para competir porque todavía no va al choque o va con mucho cuidado. Está claro que es muy importante que vaya evolucionando de forma positiva. Ahora mismo no sé si estará para jugar unos minutos ante el Guijuelo y lo que sí sería importante es que lo tuviéramos en buenas condiciones para el siguiente partido en Ponferrada.

- Llega otra final más en este sprint final liguero.

- Y ante un Guijuelo contra el que hicimos una buena primera mitad en su campo. A mí es un equipo que me gusta, es ordenado y ambicioso. No se nos ha dado muy bien que digamos; hace un par de años lo ganamos con claridad pero en la pasada temporada nos venció en un partido de mucha necesidad para nosotros y de excesivos nervios. Espero que el Zamora sea capaz de vencer esa presión que tenemos ahora y convertirla en una tensión positiva para que seamos capaces de rendir en el campo.

- ¿La victoria en San Sebastián ha hecho olvidar los tropiezos en el mes de marzo?

- Por los puntos, por el resultado y por la clasificación lo ha podido hacer olvidar, pero no por el juego. El trabajo del equipo es bueno pero no estamos finos, que no nos encontramos en nuestro mejor momento pero lo fundamental es que hay que tener confianza y si salimos y hacemos un gol, vamos a ser mucho mejores pero si nos meten el 0-1, volverá la angustia, la falta de confianza.

- ¿Volvería la sobra del partido ante el Sestao en casa?

- Claro. Si el día de Sestao que no estábamos bien, nos ponemos con 1-0 en vez de con aquel 0-1, todo hubiera sido muy distinto, el equipo habría sido otro y esto pasa incluso en la elite.

- ¿Está siendo el equipo más irregular o imprevisible de lo esperado?

- No diría ni irregular, ni imprevisible. El Zamora es un equipo más de la categoría, como otros muchos y hay que recordar que no somos mejores que nadie, pero tampoco peores. En las últimas jornadas se están dando resultados que dicen lo que es este Grupo I y la igualdad que hay en el mismo, los que están luchando por no descender están ganando a los de arriba y los encuentros, muchos de ellos, se están decidiendo por pequeños detalles.

- ¿Que el Guijuelo se haya desprendido de su goleador Javi Ballesteros quiere decir que viene un rival que da la temporada por hecha?

- Ni mucho menos. Eso no es así porque para Javi Ballesteros tiene un recambio perfecto que ficharon en diciembre. Estoy seguro que piensan que si nos ganan se van a meter en la lucha por la fase de ascenso porque se situarían a un punto de nosotros. ¡Cómo van a tirar la temporada!.

- ¿Has hecho cuentas sobre cuantos puntos necesita este Zamora en las cinco jornadas que quedan de Liga para llegar al "play-off"?

- Sí, todas pero como después depende tanto de los resultados de los enfrentamientos directos que vamos a tener. Si se pierde uno de esos partidos ante rivales directos, habría que sumar más pero si los puntos los consigues ante Pontevedra y Ponferradina, por ejemplo, pues no se necesitarían tantos porque después también tienen que medirse con Cultural, Lemona, Ferrol. No se sabe. Estoy convencido que tanto a la Ponferradina como al Pontevedra no se lo vamos a poner nada fácil cuando nos enfrentemos con ellos y también estoy seguro que vamos a ganar alguno de los dos o posiblemente no vamos a perder ninguno de los dos; pero también hay que darse cuenta que vamos a tener muchísima dificultad ante Guijuelo y frente al Celta B porque éste es uno de los mejores equipos a domicilio y el único que ha ganado en su campo tanto a la Cultural Leonesa como al Real Unión de Irún.