21 de julio de 2008
21.07.2008
ÚLTIMA HORA
La OCDE rebaja dos décimas el crecimiento de la economía española este 2018
MONTAÑISMO

Las imágenes de la ascensión al Broad Peak

Martín Ramos logra su sexto "ocho mil" de forma brillante

21.07.2008 | 03:09
Martín Ramos -a la derecha- en la cumbre junto a su compañero luciendo el logotipo de Arquitectura en Madera yPiedra

El zamorano Martín Ramos y el leonés Miguel Angel Martín alcanzaron la cumbre del Broad Peak (8.047 metros), y lo hicieron de la forma más espectacular y al tiempo más arriesgada, al caer la tarde, en compañía de dos montañeros rusos y un portugués. Hoy podemos ofrecer las imágenes de este hito del alpinismo castellano leonés.
De gesta alpinista no han dudado en calificar sus compañeros la ascensión que han realizado los dos alpinistas castellanos y leoneses junto con tres compañeros de reconocido prestigio internacional como es el portugués Joao García (once "ochomiles") y los rusos Valery Babanov y Víctor Afasaniev.
Tras abrir huella hasta el collado, a 7.800 metros, durante casi doce horas, con nieve extremadamente profunda que en algunos momentos enterraba a los alpinistas hasta la cintura, los cinco decidieron continuar la ascensión a pesar de lo avanzado de la hora. Escalaron con precaución una estrecha arista por cuya vertiente china caían continuas avalanchas de nieve, motivo por el cual procuraron escalar por la vertiente de roca pakistaní. Más arriba la escalada era de nieve y hielo, y sobre las siete de la tarde estaban alcanzando la cima rocosa del Broad Peak. Muchos se conforman con esta cima rocosa, pero en realidad la cima principal mide 17 metros más (hasta 8.047 metros) y se sitúa más de 500 metros más allá, después de superar una peligrosa travesía, que los cinco alcanzaron ya a la luz de la luna.
Los alpinistas bajaron en la oscuridad con todas las precauciones, usando cuerda allí donde era necesario. A las 11.00 estaban en el collado y a las 02.30 horas de la madrugada, en el Campo 3. Casi veinticuatro horas de esfuerzo ininterrumpido. Varias expediciones salían a esa hora con destino o a cumbre, dispuestos a utilizar su huella, pero justo al llegar al C3 se desató una tormenta de viento y nieve que ha hecho inviable cualquier nueva ascensión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook