18 de julio de 2008
18.07.2008

Martín Ramos corona también el Broad Peak (8.047 metros)

El montañero zamorano consigue su segundo ocho mil en menos de quince días tras hacer cumbre en el G-II

18.07.2008 | 03:03
Martín Ramos, en la cumbre del G-II

El montañero zamorano Martín Ramos alcanzó ayer la cumbre del Broad Peak (8.047 metros) tan sólo once días después de hacer lo propio con el Gasherbrum, otra de las grandes montañas del Karakorum. Esta vez, el montañero zamorano ha estado acompañado por el leonés Miguel Angel Pérez, su compañero en varias expediciones al Himalaya, que ya se encontraba preparando la ascensión desde hace varias semanas.
La noticia fue comunicada por el propio Miguel Angel Pérez en conversación telefónica con su mujer ayer al medio día y desde la misma cumbre que alcanzaron ambos compañeros a las 15.30 horas en España, tras un enorme esfuerzo de dieciséis horas de ascensión, el mayor que ambos montañeros han realizado jamás en este tipo de expediciones.
El martes partieron ambos montañeros des del campo base (4.800 metros) para alcanzar el campo II, situado a 6.300. Miguel Angel partía en torno a las 16.00 y Martín lo hacía seis horas más tarde. Ambos se encontraría en el CII, para continuar hasta el III.
Martín cubrió unos 2.200 metros en 24 horas, lo que supone toda una proeza. Tras descansar unas horas, iniciaron el asalto a la cumbre, una empresa enormemente complicada ya que, hasta el momento, ninguna expedición había podido pasar del llamado collado situado a 7.800 metros, lo que suponía que habría que abrir huella y equipar los tramos que fuera necesario hasta la cumbre. Martín y Miguel Angel eran conscientes de que la de ayer era su última oportunidad de alcanzar la cumbre pues el tiempo de su estancia en Pakistán se agotaba, y decidieron intentarlo pese a que las condiciones de la montaña y las atmosféricas eran bastante adversas como le había ocurrido unos días antes al leonés que tuvo que desistir en su primer intento.
Tras alcanzar la cumbre ayer, los dos montañeros castellano leoneses iniciaron el descenso aunque, al cierre de esta edición, desconocíamos si habían alcanzado la tienda de campaña el campo III.
Una vez que regresen al campo base, dispondrán de plazo hasta el domingo para recuperarse físicamente, recoger todo el material e iniciar el regreso hacia España a donde se espera que lleguen el próximo día 26 de junio
De esta forma, se completa de forma brillantísima la expedición que afrontaron Martín y Miguel Angel aunque no se hayan cumplido los planes iniciales. En un principio, el objetivo era que Martín atacase el G-II mientras Miguel Angel cogía la bifurcación hacia el G-I. Sin embargo, el leonés desistió de su objetivo ya que sería prácticamente imposible intentarlo en solitario dado que no había ninguna expedición dispuesta a coronar este pico.
De esta forma, mientras Martín se centraba en la subida al G-II junto a los asturianos Jorge Egocheaga y Rafa García, Miguel Angel Pérez optó por desplazarse hacia el vecino Broad Peak donde se encontraría, entre otras con la expedición que lidera el vasco Alberto Zeráin que, por el momento, no ha sido capaz de alcanzar la cumbre pese a que el propio Zeráin lo intentó junto a Martín y Miguel Angel pero tuvo que volver a descender debido a los problemas físicos causados por la falta de adaptación a la altitud.
Miguel Angel y Martín se reunieron finalmente en el campo base del Broad Peak para atacar la ascensión que conseguirían de forma casi heróica ayer mismo.
De esta forma, el Broad Peak se convierte en el sexto ocho mil que consigue Martín Ramos, tras coronar el Shisha Pangma (1988), el Everest (2001), Cho Oyu (2002), Nanga Parbat (2005) y Gasherbrum II (2008).
Su experiencia en la cordillera del Himalaya se extiende además al Cho Oyu (1997), Makalu (1999), Everest (2003) y Gasherbrum II (2004).

Nanga Parbat
Por otra parte, los alpinistas italianos Simon Kehrer y Walter Nones, fueron avistados ayer, tras 24 horas de permanecer desaparecidos en la montaña pakistaní de Nanga Parba donde están atrapados después de que su guía, Karl Unterkircher, falleciera al caer por una hendidura, informaron los Carabineros (policía militar).
Un equipo de expertos italianos se desplazó ayer a Pakistán para preparar el rescate de los dos alpinistas, que fueron localizados gracias a unos potentes prismáticos a 6.800 metros de altitud.
Los carabineros explicaron que los dos montañeros continúan la ascensión de la montaña y están cerca de un punto en el que confluyen dos vías, una de las cuales se habría tenido en cuenta durante los preparativos de la expedición para el descenso. Se prevé que el equipo de rescate con expertos italianos aterrice hoy en Islamabad, desde donde se trasladarán al Nanga Parbat para organizar la expedición. Asimismo, las previsiones apuntan a que las condiciones climáticas se mantendrán favorables hasta el sábado. Las Fuerzas Armadas pakistaníes pusieron a disposición del equipo de rescate uno de sus helicópteros, que puede llegar hasta 7.000 metros de altitud y permite aterrizajes a 6.400 metros.
No se habían tenido noticias de Nones y Kehrer desde el miércoles, después de que consiguieran explicar a través de su teléfono por satélite que Unterkircher había caído por una hendidura en una zona de difícil acceso. Ambos relataron que habían estado horas intentando sacarlo del lugar pero que no les fue posible, y a su vez señalaron que se encontraban a 6.400 metros de altura y que se veían obligados a continuar con su ascensión.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook