Además de la derrota, el GCE Arcebansa puede llevarse una peor noticia, la posible lesión del brasileño Bruno Cabral, que tuvo que retirarse del terreno de juego cuando restaban diez minutos para el final del choque. El pívot, que estaba cuajando uno de sus mejores partidos y había marcado dos goles, se dañó el soleo y puede tener afectado el pubis.

El jugador acababa el choque dolorido, pero sobre todo resignado, porque en uno de sus mejores partidos tuvo que retirarse lesionado: «Estaba cuajando un buen partido y entonces noté un pinchazo en una zona superior a donde tenía las molestias anteriores. Espero que no sea grave y pueda estar en el próximo encuentro».

«Creo que hemos hecho un partido muy serio hasta que faltaban 25 minutos, pero a partir de ahí el físico nos ha abandonado. La derrota ha sido demasiado dura para los méritos que hemos hecho» comentaba dolorido el jugador brasileño al término de la contienda en Manacor.