El único representante zamorano que sobrevive en el Campeonato de España igualó ayer a un punto en su duelo de cuartos de final contra el toledano Capote tras una jornada protagonizada por la niebla que no levantó hasta pasado ya el medio día y por la escasez de liebres, de ahí que tan sólo se pudieran adjudicar cuatro puntos en las cinco horas de competición disputadas ayer. Y, por desgracia, los grandes protagonistas, por encima de los propios lebreles o de las rabonas, fueron los jueces que volvieron a levantar las iras de algunos aficionados castellano leoneses que protestaron airadamente por el tratamiento recibido ayer por los dos representantes de nuestra comunidad autónoma, Clavijo y la vallisoletana Monix, ya que si el perro zamorano recibía los tres pañuelos en contra en su primera liebre en la que dominó claramente la segunda parte de la carrera que duró 2 minutos y 13 segundos, la hembra vallisoletana fue totalmente superior a la extremeña Ligera y no sólo vio los tres pañuelos en contra, sino también recibía una amonestación.

Clavijo se medía en esta segunda ronda de la fase final que se disputa en Cantalapiedra a un macho que no ha demostrado hasta el momento ser superior aunque tuvo buenas salidas en la primera liebre que resultó nula por tiempo (23 segundos) y en la segunda, en la que salió claramente por delante del representante del club Campeador. Sin embargo, Clavijo remontó en un par de ocasiones, dominó el tramo final y a punto estuvo de capturar pero la liebre se fue al perdedero del vallado de una casa. Y ante la sorpresa de propios y extraños, los tres jueces mostraban los pañuelos blancos en una decisión que provocó airadas protestas por parte del propietario del perro zamorano, Domingo San Damián, totalmente disconforme con la decisión, y de algunos caballistas que recriminaban a los cargos técnicos la decisión de negarle el primer punto a la vallisoletana Morix.

Tras casi una hora de espera, Clavijo corría su tercera liebre del día en torno a las 17.20 horas y esta vez demostró que no sólo es un corredor de gran fondo, sino que también tiene una salida fulgurante. Esta vez Capote se quedaría un poco rezagado en los primeros metros, pero la carrera continuó muy igualada, hasta que el perro de Morales del Vino protagonizó la enésima remontada de la jornada que arrancó los aplausos del público, y poco después volvía a superar a su rival en otra demostración de potencia. Esta vez no hubo protesta y la decisión también fue unánime por parte de los jueces con lo que tendrá que ser en la jornada de hoy en la que se decida si el galgo zamorano pasa a semifinales o tiene que despedirse del Campeonato.

Clavijo es hijo de Zamorano, un macho de Villabuena del Puente, y de Luna, que a su vez desciende de Estela, finalista en la Copa Castilla y León y de Chunga, que también corrió la competición autonómica en 1993.

En los restantes emparejamientos, la jornada no dio para mucho y"Bartola", de la Sociedad Galguera La Estrella (Sevilla) y Ligera (Badajoz), tomaron ventaja en la segunda y tercera collera, respectivamente. Bartola protagonizó la carrera del día con Jana, de Toledo, una liebre que tardaron en capturar 3 minutos y 40 segundos y que hizo las delicias del entendido público. La última collera del día enfrentó a "Víbora" (Toledo) con "Lagartija" (Sevilla), pero la única manga que pudieron disputar se declaró nula por falta de tiempo (24 segundos).

Hoy está previsto que concluyan los cuartos de final con la clasificación de cuatro cánidos que disputarán el próximo miércoles día 23 las semifinales.

La jornada del Campeonato se completó con una mesa redonda en la que participaron, entre otros, el presidente de la Federación Española, y los periodistas castellano leoneses Leonardo de la Fuente, director de la edición regional de Linde y Ribera, y Javier Martínez, director de La Tribuna de Albacete.