El Zamora CF apartará del equipo al delantero Javi Ballesteros si esta mañana no se produce un acuerdo para la renovación del contrato del jugador de Montamarta. Esta drástica decisión fue adoptada ayer por la directiva rojiblanca tras la nueva vuelta de tuerca que dio el representante del delantero presentando en la mañana de ayer unas aspiraciones que fueron calificadas como «elevadísimas» por parte de los directivos del club zamorano y que venían a doblar las cantidades económicas que se habían pactado con el jugador el jueves, cuando parecía haberse cerrado el acuerdo.

Tras la comida que mantuvo el entrenador Raúl González con Ballesteros, el acuerdo parecía muy cercano y se comenzó a concretar en la misma tarde del jueves tras lo que, el representante del jugador se comprometió a elaborar el documento a firmar. Pero en la mañana de ayer llegó a la sede del club el fax con las pretensiones del jugador que supusieron un duro mazazo para la directiva.

En la misma tarde del jueves, José María Casas, presidente del club, reunió a sus directivos para dejar clara la postura del club, que pasa por presionar al jugador para que firme su renovación con las condiciones que se habían hablado, o bien apartarle de la disciplina del equipo. El presidente ha recordado que el Zamora CF ha realizado una importante inversión con el delantero durante los últimos años en los que prácticamente no ha jugado y, porque confía en su futuro, no quiere perder al que ha sido el mejor fruto de la cantera en los últimos años.

El Zamora CF ofrece a Ballesteros los años de renovación que desee y la propuesta económica supone equipararle a la media que cobra la plantilla. Además no habría inconveniente en que se incluyan cláusulas para hacer posible que el jugador pueda fichar por un equipo de superior categoría con indemnizaciones bajas para el Club.

El propio jugador reconoció ayer que las pretensiones expuestas por su representante son muy elevadas, al tiempo que insiste en que él quiere continuar en el Zamora, por lo que es de esperar que pueda cerrarse el acuerdo antes de que el club adopte ninguna decisión drástica que complicaría mucho las cosas.

Mientras tanto, el equipo sigue preparando el partido de mañana contra el Amurrio y ayer Raúl González volvió a desplazar el entrenamiento al bosque de Valorio como ya lo había hecho el miércoles por la tarde. Pese a que hay algún jugador con problemas musculares, todo parece indicar que el entrenador podrá contar con todos sus hombres para el partido de mañana.

Además durante el día de ayer casi se completaron los dos autocares que el club fletará en colaboración con la empresa Castaño e Hijos, para que los aficionados viajen a León el miércoles para presenciar el partido aplazado contra la Cultural Leonesa. Las plazas que restan por cubrir podrán reservarse a partir de las 11.00 horas del próximo lunes en las oficinas del club.

Duelo de colistas en Vitoria

La Cultural juega hoy ante el colista del grupo, el Alavés B en una situación impensable ya que será un partido donde un equipo, el leonés, confeccionado para jugar la fase de ascenso, está obligado a ganar para escapar de los puestos de descenso.

Miguel Angel Alvarez Tomé, técnico de la Cultural Leonesa, presentará novedades en su equipo, aunque la principal pasa por dejar sentado al capitán Ivñan Casquero, un habitual en el equipo titular.

El Burgos, a por todas en Luanco

Fabriciano González ´Fabri´, entrenador del Burgos CF, podría introducir alguna novedad en el equipo inicial que se medirá mañana, en tierras asturianas, al Marino de Luanco. Después de empatar a cero ante el Palencia, los burgaleses, que siguen ocupando la tercera posición en la tabla clasificatoria, viajarán a tierras asturianas con la obligación de conseguir una victoria que les permita conseguir tres nuevos puntos y evitar que la Ponferradina, cuarto clasificado, les adelante.