Alemania.- María José Rienda completó ayer, sábado, un fin de semana de ensueño al lograr su segunda victoria en dos días -esta vez compartida con la sueca Anja Paerson- en la estación alemana de Ofterschwang, donde pasó a ser la única española en ganar cinco veces en la Copa del Mundo de esquí alpino.

Rienda, que el viernes había igualado la plusmarca histórica hispana de cuatro victorias que detentaba Blanca Fernández-Ochoa, aprovechó el tirón y no prolongó más que una jornada su espera para reinar en solitario.

Lejos de tenerlo como objetivo, y con el único fin de seguir su propio camino en el complicado mundo del esquí, la andaluza superó, tan sólo 24 horas después de haberla igualado, a la hermana del mítico "Paquito", campeón olímpico de eslalon en Sapporo´72 (Japón) y junto a las dos anteriores, único español que ha ganado en Copa del Mundo (eslalon de Zakopane, Polonia, 1974).

Después de la exhibición del viernes, la esquiadora obtuvo hoy una victoria menos abrumadora pero igual o más emotiva que la anterior, en la que ya se había hecho acreedora de un hueco en la historia del deporte español.

Sin restarle absolutamente ningún mérito a los Fernández-Ochoa -a los que se podrá unir en la igualmente exigua lista de medallistas olímpicos, si refrenda su sensacional momento de forma en el gigante de los Juegos de Turín 2006- Rienda es desde ayer la esquiadora española con más triunfos en la competición de la regularidad.

Del póquer al repóquer. Rienda logró ayer la quinta victoria de su carrera y la tercera de una temporada en la que a la del viernes añade la del pasado 10 de diciembre en Aspen (Colorado, EEUU), después de las que se anotó, también en 2005 -pero pertenecientes a la pasada temporada-, en Are (Suecia) y en Lenzerheide (Suiza).

Después de haber triunfado con el dorsal 3 el viernes, cuando se disputó en el Horn de Ofterschwang el gigante suspendido el pasado 7 de enero en la estación eslovena de Maribor, Rienda repitió ayer con el 1.