Campaña para frenar las capturas de alevines de peces y anfibios en Sanabria

La asociación Criosanabria impulsa la iniciativa en el marco del "Proyecto Libera" para concienciar a los niños y a sus padres sobre la importancia de conservar especies amenazadas

Peces y alevines en el Lago de Sanabria

Peces y alevines en el Lago de Sanabria / Daniel Boyano

Criosanabria ha lanzado una nueva campaña en el marco del “Proyecto Libera” con la que pretende evitar la captura de alevines de peces y anfibios.

"Por la diversidad de nuestros ríos y lagos" es el título de la iniciativa, que complementa otras actividades impulsadas por Criosanabria para conservar especies de anfibios amenazadas, tales como la instalación de balsas de agua o campañas para conducir con atención los días lluviosos que salen ejemplares a las carreteras.

Con la nueva actividad, Criosanabria intenta prevenir que los niños capturen alevines de peces y anfibios en los ríos de la comarca y en el Lago de Sanabria, además de concienciar a sus padres.

En este punto, el colectivo recordó que los alevines de peces y anfibios, una vez que han sido capturados e introducidos en un cubo de plástico pueden morir por diversos motivos como la elevada temperatura del agua, el estrés o por golpes.

Incluso, como advirtió Criosanabria, en repetidas ocasiones sucede que a las pocas horas de ser liberados los alevines terminan muriendo. El colectivo también recordó que la captura de animales salvajes está penada por la Ley, al margen de generar otros “graves problemas” secundarios en la biodiversidad local.

Otro de los objetivos de la actividad es fomentar el conocimiento, la participación ciudadana y la prevención para la conservación de la naturaleza, especialmente “los frágiles ecosistemas acuáticos de montaña”.

Por otra parte, Criosanabria subrayó que los anfibios proveen a la humanidad de “algunos servicios ambientales” que aportan tanto beneficios directos como indirectos, tales como la polinización, la dispersión de semillas o el control de plagas. Del mismo modo, resaltó su “papel” en procesos como el reciclaje de nutrientes y el flujo de energía, que podrían ayudar a mantener la estructura y el funcionamiento de los escosistemas.

Por último, remarcó que los anfibios son el grupo animal más amenazado del planeta por diferentes factores como enfermedades emergentes, el cambio climático, la pérdida y transformación del hábitat o especies invasoras, entre otras.