Terroso, el pueblo zamorano fantasma para Amazon

Los vecinos reclaman desde hace años señales de la población en la travesía de la N- 525 ante el "caso único" del "municipio sin nombre"

Motoristas circulan por la travesía de Terroso para la que los vecinos reclaman señalización. | A. S.

Motoristas circulan por la travesía de Terroso para la que los vecinos reclaman señalización. | A. S.

Los vecinos de Terroso reclaman "desde hace años" señales que indiquen este tramo de población, en la travesía de la Nacional 525 a su paso por el barrio de Las Ventas de Terroso, uno de los barrios con más población actualmente.

Es un caso único "es un pueblo sin nombre" afirma Jesús, un vecino que se desplaza habitualmente en bicicleta eléctrica por la zona. Y lo que más trabajo le ha dado "es que me lleguen los paquetes de Amazon, porque este barrio no consta como el pueblo de Terroso. Aquí no llegaban los envíos porque no localizaban la dirección", los repartidores se dirigían a la parte alta del pueblo.

"Mira que he viajado por carreteras y no conozco ningún caso como este" donde la carretera atraviesa una fila de casas, con limitaciones de velocidad 50 kilómetros por hora a la entrada y la salida, de la primera casa a la última a la altura del kilómetro 91 de la Nacional.

Un vecino del pueblo saluda al conductor de un vehículo. | A. S.

Un vecino del pueblo saluda al conductor de un vehículo. | / A. S.

Por señales que no sea, el Ministerio de Transportes y Movilidad, ha señalizado el paso de peregrinos, las limitaciones de velocidad, prohibición de adelantar y, adicionalmente, se mantienen las señales de obras del trazado del AVE, que ya están más que finalizadas.

Los vecinos trasladaron recientemente su petición a la Subdelegación de Gobierno en Zamora, precisamente con motivo de los problemas de las paradas del tren de Alta Velocidad.

Y la alta velocidad con la que circulaban más de un conductor preocupaba desde hace años a los vecinos colindantes con la carretera, que reconocían que las señales de 50 han restado peligro a sus vecinos.

Suscríbete para seguir leyendo