Cinco lustros de cuidado a los mayores en este pueblo de Zamora

El obispo y el alcalde presiden los actos del 25 aniversario de la residencia de la tercera edad "Virgen de Árboles" de Carbajales

Los participantes esperan el inicio de los actos del aniversario de la residencia. | Ch. S.

Los participantes esperan el inicio de los actos del aniversario de la residencia. | Ch. S.

La Residencia de la Tercera Edad "Nuestra Señora la Virgen de Árboles" de Carbajales de Alba ha cumplido sus primeros 25 años de vida prestando sus servicios a personas mayores, no solamente de la villa y de la Tierra de Alba si no de diferentes pueblos de la provincia cuyas familias se muestran agradecidos por el trato recibido por su seres queridos.

Se trata de un centro residencial promovido a finales del pasado siglo XX por el Ayuntamiento de Carbajales de Alba en la zona de la era, junto a la carretera ZA-P-1405 de Zamora a Mahíde, siendo alcalde el arquitecto, Julio Alberto Gazapo González. La gestión fue cedida a Cáritas Diocesana de Zamora, siendo su máximo responsable y director el sacerdote alistano Domingo Dacosta Fernández, natural de Alcañices y nombrado Zamorano del Año en 2011 por la Fundación Caja Rural.

El centro abrió sus puertas el día 5 de mayo de 1999 siendo alcalde Julio Alberto Gazapo González, y fue inaugurada por el entonces Consejero de Sanidad de la Junta, José Manuel Fernández Santiago. Desde entonces, la residencia viene prestando sus servicios en Carbajales de Alba.

El obispo de Zamora, Fernando Valera presidió ayer los actos conmemorativos de 25 aniversario de su puesta en marcha, arropado por el Arcipreste de Aliste y Alba, Ángel Carretero Martín (actual cura de Carbajales), y por el sacerdote alistano José Alberto Sutil, que actualmente es el vicario de la Unidad de Acción Pastoral de Valer de Aliste y capellán del centro residencial. También estuvo presente el alcalde de la villa, Roberto Fuentes Gervás.

En la misa concelabrada por varios sacerdotes, el obispo de Zamora insistió, al hilo de la Palabra de Dios, en la necesidad de superar las injusticias de nuestra sociedad y una manera de hacerlo es cuidar de nuestros mayores. Con eso que insiste el papa Francisco de que en ellos está la sabiduría de los años. "Una sociedad que no cuida a sus mayores está condenada a desaparecer".

El obispo de Zamora durante la celebración de los actos. | Ch. S.

El obispo de Zamora durante la celebración de los actos. | Ch. S. / Chany Sebastián

Antonio Martín, delegado diocesano de Cáritas y Vicario para la Pastoral Samaritana mostró su agradecimiento a los que, día a día, hacen posible la labor social y humana en la Residencia de la Tercera Edad "Virgen de Árboles". La directora del centro es Loli Oncalada y cuenta con 51 residentes, atendidos por alrededor de treinta personas entre sanitarios, cuidadores y voluntarios. Las residencias de Cáritas Diocesana de Zamora en el Arciprestazgo de Aliste y Alba están atendidas por los sacerdotes José Alberto Sutil y Principius Laurent Kamuhabwa.

El capellán tiene como cometidos principales estar con los residentes, oficiar misa, acompañamiento, unción de los enfermos, pero también colabora con los trabajadores y con los familiares, siempre mostrando ese rostro amable de la iglesia. Los abuelos suelen agradecer mucho la celebración de la misa.

La comarca natural de Aliste, Tábara y Alba cuenta en la actualidad con cinco residencias de la tercera edad de ellas cuatro municipales: "Virgen de la Salud" de Alcañices y "Virgen de Árboles" de Carbajales, cuya gestión la tienen cedida los dos ayuntamientos a Cáritas; "Divina Misericordia" de Tábara y "Virgen de la Encarnación" de Villalcampo, gestionadas en este caso por empresas privadas.

Las tres residencias de la tercera edad de propiedad privada son las de "San Salvador" en Rabanales de Aliste, la de "San Juan Bautista" en Ferreras de Abajo y la de "María Teresa" en Trabazos.

Aliste, Tábara y Alba es una zona de agricultores y ganaderos, donde la mayor parte de la población es de la tercera edad, con la particularidad de que al pertenecer y cotizar en su día por el Régimen Especial Agrario y solo uno de los dos, –normalmente solo lo el marido– ahora cuentan con unas pensiones muy bajas que a duras penas dan para poder pagar una residencia.

Reencuentros y abrazos en la residencia de Carbajales. | Ch. S.

Reencuentros y abrazos en la residencia de Carbajales. | Ch. S. / Chany Sebastián

Roberto Fuentes, destacaba la importancia de seguir contando y apoyando residencias de la tercera edad. "Construir el centro residencial ha sido uno de los grandes aciertos del Ayuntamiento de Carbajales y seguiremos apoyándola, pues es parte imprescindible para ofrecer y mejorar la calidad de vida de aquellas personas mayores que, por circunstancias de la vida, llega el momento en que ya no pueden residir en sus casas".

En los últimos tiempos solamente el Ayuntamiento de Muelas del Pan ha barajado la construcción de una nueva residencia de la tercera edad que sería la octava de la comarca fronteriza.

La villa de Carbajales de Alba que alcanzó en sus momentos de mayor esplendor, allá por 1950, 1.426 vecinos cuenta en la actualidad con 487 empadronados, de los que 250 son varones y 237 mujeres. El 51,1% de la población, más concretamente 249 personas (117 hombres y 132 féminas) pertenece a la tercera edad y son mayores de 65 años, entre los que hay 119 octogenarios y nonagenarios.

Suscríbete para seguir leyendo