Gigantes desde Asia hasta las cumbres de Sanabria

Concluye el transporte de 33 palas para los 11 aerogeneradores de los nuevos parques eólicos de Aciberos y el Padornelo

Es un espectáculo visual observar el paso de las mastodónticas piezas, con una longitud de 77,5 metros

Las 33 palas de los 11 aerogeneradores eólicos de Padornelo y Aciberos y a están en la sierra, recién llegadas desde Asia. Los trabajos de montaje se prolongarán todo el verano para su finalización, previsiblemente, en septiembre. Las condiciones climáticas, con nevadas hasta mayo y lluvias en junio, han condicionado los tiempos de ejecución de los dos proyectos.

Por criterio técnico, la empresa Ibereólica Renovables optó por los aerogeneradores fabricados por Nordex N 155 en La India, cuyos componentes ya están en las zonas de montaje de la Alta Sanabria, Padornelo 3 y Aciberos. Un viaje de miles de kilómetros, del mar a la montaña.

El transporte de las palas, de 77,5 metros de longitud, desde el puerto hasta el lugar de emplazamiento en las Sierras Segundera y de Gamoneda, una a una, ha sido uno de los trabajos más meticuloso y llamativo por las carreteras de la comarca, especialmente en su paso por la travesía de la Nacional 525 por Padornelo.

Un espectáculo visual para los testigos que tienen que parar porque los camiones ocupan toda la calzada. Parar, mirar y fotografiar, desde los pocos vecinos de Padornelo, hasta los moteros y conductores que esta semana viajaban por la vieja carretera. Detrás de esta imagen espectacular hay un trabajo milimétrico para unas piezas que llegan a alcanzar los 25.000 kilos de peso, como señala uno de los transportistas.

Gigantes desde Asia al Padornelo

Gigantes desde Asia al Padornelo / Araceli Saavedra

La logística de premontaje y transporte por los 19 kilómetros de caminos entre los dos parques ha movilizado 120 personas. Pese a las lluvias, los caminos "han cumplido con los pesos de carga" suscribe uno de los responsables a pie de obra. Las pendientes del 12 % y en algún punto de hasta el 20%, como en Padornelo, han requerido camiones adicionales de tiro, hasta tres, para "elevar" literalmente las aspas.

El punto de acopio y de salida de la última etapa de transporte ha sido la estación de servicio de Padornelo. El traslado se ha llevado a cabo sobre plataformas "Blade Lifter", articuladas con capacidad de giro de 360 grados sobre su eje y capacidad de poner en vertical, hasta un ángulo de 60 grados, cada pala para sortear obstáculos en su traslado en las colinas, pendientes, curvas y bosques. El ritmo es lento. Uno de los días, el transporte se retrasa hasta las tres de la tarde porque la niebla no remite a lo largo de la mañana. La visibilidad es nula hasta primera hora de la tarde, que la niebla levanta haciendo visible todo el valle, de Padornelo a la subida de la Canda.

Las tres últimas palas se transportaban esta semana hasta el parque de Padornelo a 3 kilómetros "es más lento el proceso de subida –con pendientes de hasta el 20%- pero es más corto". Aquí está en ejecución un parque con 4 aerogeneradores con una potencia instalada de 20 Megavatios. Los radios de giro en algunos puntos son estrechos y las palas pasan de la horizontal a casi la vertical. Hasta Aciberos son 16 kilómetros de subida para acceder a la zona de obra, con menos pendiente, en torno al 12%. Este parque contará con 7 aerogeneradores de 35 megavatios de potencia total instalada.

Gigantes desde Asia al Padornelo

Gigantes desde Asia al Padornelo / Araceli Saavedra

Un operario dirige desde un control remoto el movimiento de la pala sobre la plataforma, desde el suelo o subido a la plataforma, miles de toneladas a golpe de videojuego. Se ríe con la ocurrencia. La mayor parte de los operarios de LASO, la empresa contratada para estos trabajos, son ciudadanos portugueses. "Aquí, aunque queramos contratar, no encontramos trabajadores" señala uno de los responsables de la obra.

Los tres camiones de tiro, más el cuarto que arrastra la plataforma, cumplen con sortear el primer tramo de dificultad a comienzos del camino que sale de la nacional 525 a la altura del túnel de Padornelo hasta las antenas repetidoras de telecomunicaciones. Se sueltan dos de las cabezas tractoras. En tres horas, la pala está en su ubicación a pie de poste, todavía en fase de instalación.

Gigantes desde Asia al Padornelo

Gigantes desde Asia al Padornelo / Araceli Saavedra

La altura de cada torre alcanzará los 105 metros, para posibilitar un diámetro de giro de 155 metros. En poco menos de tres horas se completa el recorrido y la descarga de la pala, de notable flexibilidad, en la zona de acopio hasta su inminente colocación en el Nacelle, la caja donde va alojada la turbina. El operario retira a su altura los protectores del extremo de la pala y el medidor de viento, con un giro de 180 grados. De estar en la parte superior ha pasado a la parte inferior, mostrando la versatilidad de movimiento de la plataforma de transporte. Las grúas completan el trabajo, una vez que se suelta la base de la pala de la plataforma. En pocos minutos, la pala queda suspendida en el aire hasta que desciende a los apoyos, lista para completar la fisonomía del aerogenerador.

La base de los aerogeneradores es una zapata de 500 metros cúbitos de hormigón y acero, con suficiente amplitud para el aerogenerador y las grúas de montaje. La obra civil ha movido entre 20 y 25 trabajadores, además de la contratación de maquinaria y material entre empresas de Sanabria y la vecina Villavieja.

Pese a todos los contratiempos cuando han llegado los componentes a los parques estaba todo listo. Y eso que "hubo días que tuvimos que sacar más nieve de las zapatas que echar hormigón".

Suscríbete para seguir leyendo