La cobertura sanitaria del verano preocupa a los vecinos de la comarca de Tábara

Nueva manifestación por la sanidad

Manifestación de este sábado por la sanidad en Tábara

Manifestación de este sábado por la sanidad en Tábara / Cedida

I. G.

"Zamora se enfrenta a un verano complicado en lo sanitario, con 46 plazas médicas de Familia sin cubrir". La situación compleja que puede vivir estra verano la asistencia sanitaria ha sido el asunto central de la nueva manifestación de vecinos de la comarca de Tábara.

"No habrá contratación de especialistas médicos en Zamora de cara al verano 2024" han recordado los manifestantes, haciéndose eco de las noticias más recientes. "No se cerrarán centros de salud ni consultorios, apuntan las mismas fuentes, pero los retrasos en las consultas se dan por supuestos y se pospondrán consultas a intervenciones no urgentes para dejar hueco a posibles emergencias sanitarias" advierten.

Han recordado desde la Plataforma por la Sanidad en Tábara las palabras de la delegada de la Junta, Leticia García, sobre el Plan de contingencia que se realiza todos los veranos, que se ha se ha perfilado este año con contrataciones de Enfermería, más de 140 en la provincia, pero sin nuevos médicos. "Se han ajustado calendarios, reforzando la atención por las tardes e incentivando a los médicos a que trabajen más horas, pero nada más".

Las mayores complicaciones se prevén en Sanabria y Carballeda, donde la población se multiplica durante julio y agosto. “Si comenzasen a hacer los deberes a principios de año, no nos veríamos en esta situación, que no es nueva, pues sucede cada año” han denunciado los tabareses en la nueva protesta de este sábado por las calles de Tábara.

En la misma se ha recordado la carta del Ministerio de Sanidad a los responsables de las Consejerías de Sanidad recordando el marco legal que regula la formación de especialistas en Ciencias de la Salud, donde aclara que los MIR de Medicina de Familia, pueden hacerse cargo de la consulta “sin presencia de tutor”. “En el caso concreto de Medicina Familiar y Comunitaria, el programa formativo establece que los residentes de cuarto año deben ser capaces de hacerse cargo de forma autónoma y completa de la consulta, sin la presencia del tutor, aunque con la posibilidad de recurrir a él en caso de duda o ante situaciones complejas“, se recoge en el documento.

Tal y como recuerda Sanidad, la Ley 44/2003, de 21 de noviembre, de ordenación de las profesiones sanitarias (LOPS), y el Real Decreto 183/2008, que la desarrolla, establecen los principios básicos que rigen la formación sanitaria especializada en España. Estos principios incluyen la asunción progresiva de responsabilidades por parte de los residentes y un nivel decreciente de supervisión a medida que avanzan en su formación. En cuanto a las retribuciones de los residentes, el Ministerio ha aclarado que las CCAA son las competentes para establecer complementos salariales, en el marco de la relación laboral especial de residencia.

“Cuando hay interés por ambas partes, siempre hay soluciones" han expresado los representantes de la Plataforma por la Sanidad en Tábara.