Las claves sobre la reintroducción del lince en Zamora: "Un proyecto de éxito"

La Junta presenta ante la sociedad el plan para establecer en la provincia una de las especies más amenazadas del planeta: "No hay desventajas"

El jefe de Espacios Naturales asegura que "no existen restricciones agrarias en ninguno de los territorios donde está el lince"

Surgen reticencias en las mesas informativas. El alcalde de Almaraz: "Aunque dicen que están celebrando reuniones por los pueblos, aquí no ha aparecido nadie"

"Estamos ante una oportunidad, pero los proyectos de reintroducción de una especie tienen que realizarse con consenso y participación"

David Cubero, jefe de Servicio de Espacios Naturales, la delegada de la Junta, Leticia García y el jefe del Servicio de Medio Ambiente, Manuel Moreno

David Cubero, jefe de Servicio de Espacios Naturales, la delegada de la Junta, Leticia García y el jefe del Servicio de Medio Ambiente, Manuel Moreno / Ana Burrieza

"No conocemos desventajas" que puedan conllevar la posible reintroducción del lince en Zamora. David Cubero, Jefe del Servicio de Espacios Naturales de Flora y Fauna de la Junta de Castilla y León, apela a la experiencia de gestión del lince durante los últimos 20 años en territorios como Andalucía o Castilla-La Mancha para hablar de "una gestión de éxito". Y así se expone en la jornada informativa que se celebra este miércoles en Zamora -Salón de Actos del Centro de Salud Santa Elena-, donde se ha convocado a alcaldes de los 16 municipios zamoranos del entorno de los Cañones del Duero donde se estudia la reintroducción del lince ibérico para 2025, o en adelante, si tanto los estudios técnicos como la población y sectores afectados dan el visto bueno. También se ha convocado a sector agrario, cazadores y propietarios de terrenos para las mesas informativas de la mañana donde han aflorado preguntas y no pocas dudas sobre el impacto del felino en la provincia de Zamora y la incidencia que puede tener en la caza, el campo o la ganadería.

Cubero destacó las ventajas derivadas de "una marca de calidad" como sería la presencia del lince en Zamora, además de generar "beneficios en la caza menor y un control de las poblaciones de meso-carnívoros. Es algo positivo para el territorio, sino no estaríamos trabajando en este proyecto". Se trata de recuperar en Castilla y León una especie amenazada, endémica y única en el mundo, que solo se encuentra en España.

La apuesta de la Junta por la reintroducción en Zamora de uno de los felinos más amenazados del planeta ha chocado con reticencias en las mesas informativas que se celebran en la mañana de este miércoles. El alcalde de Almaraz de Duero, José Martín, cuestiona "los beneficios para el pueblo" y critica abiertamente la "falta de información. Aunque dicen que están celebrando reuniones por los pueblos, aquí no ha aparecido nadie". También ha expuesto sus dudas sobre el aumento del turismo y su impacto en los pueblos. "No lo veo claro" expresaba en la reunión, donde también estaban alcaldes como los de Villaseco, Muelas del Pan o Palacios de Pan.

También surgen dudas desde el colectivo de cazadores, preocupados por la repercusión del lince en las batidas y monterías. La respuesta de la Junta es clara: No se van a reducir ni influirá de ninguna manera.

Inquietudes "lógicas"

David Cubero ha precisado que los pueblos afectados y sus vecinos muestran "inquietudes y posibles miedos por un desconocimiento lógico, porque no tenemos una población de lince estable en Castilla y León, a diferencia de otros territorios de España. Pero reticencias como tal o rechazo no se ha observado; al contrario, las reuniones de trabajo están siendo muy constructivas" como se observó ayer martes en Palencia, la otra provincia donde se proyecta la reintroducción de la especie.

Ante esas dudas e incertidumbres, el jefe de Espacios Naturales incidió en que "no existen restricciones en ninguno de los territorios donde está el lince".

Cartel sobre la jornada del lince

Cartel sobre la jornada del lince / LOZ

¿Restricciones agrarias?

También despejó dudas sobre los temores de los agricultores a limitaciones en los usos agrarios, remitiéndose de nuevo a la gestión del lince en los últimos 30 años en los territorios donde está asentado. "No hay ni una sola limitación en la agricultura, la reintroducción del lince no conlleva ningún tipo de limitación en cuanto a uso de herbicidas o tipos de cosechas. Esa es la realidad".

Carreteras

En cuanto a problemas con el tráfico o limitaciones de velocidad. "Hemos elaborado un documento para la participación pública y encima de la mesa se han puesto las diferentes iniciativas que existen o proyectos pilotos de investigación respecto del control de velocidad. En ningún territorio donde existe el lince se plantea colocación de radares o límites de velocidad. Sí se está trabajando en señalización, en la creación de vallados direccionales para evitar que entre la fauna en la carretera y en sacar conejos de las cunetas para evitar que sea un punto de atracción. Y en todo caso tenemos una realidad y es que los dos territorios contemplados, Palencia y Zamora, son desiertos demográficos. Para que fueran puntos negros de lince, primero se necesita una gran población y que sean unas grandes vías de comunicación. El principal problema en España, sobre todo en Andalucía y Castilla-La Mancha, es que son vías nacionales que unen grandes núcleos de población, con densidad alta de lince, cuestión que aquí no se daría. Y aún así las medidas son vallados en carreteras y señalización" ha precisado David Cubero a preguntas de los medios de comunicación. 

Alcaldes y técnicos en la jornada informativa sobre el lince

Alcaldes y técnicos en la jornada informativa sobre el lince / Ana Burrieza

¿Tierra de Campos?

Si el alimento fundamental es conejo y en Tierra de Campos hay mucha población, ¿por qué no se contempla este territorio para retintroducir el lince?. "Es una cuestión técnica. Para llevar a cabo el proyecto en Castilla y León, tienen que darse dos variables: hábitat y conejo, y tienen que estar las dos. Tierra de Campos puede tener mucho conejo, habría que ver las zonas, pero no tiene hábitat adecuado. El lince necesita al menos una cobertura de matorral entre el 20 y el 80%, y densidades de 1 a 2 conejos por hectárea" apuntó el responsable de Medio Ambiente. En la zona de Arribes hacia el oeste, en el límite con Portugal, "tiene poco conejo a diferencia de la parte más oriental que limita con la ciudad de Zamora. Es todo un entorno de unas 10.000-20.000 hectáreas con buenas densidades de conejo y una gran calidad de hábitat. En otras zonas no tenemos densidades suficientes de conejo y son variables excluyentes para hacer una propuesta de un área de reintroducción".

Convivencia con el lobo

¿Habría problemas de convivencia con el lobo?. "Hay que tener en cuenta que tanto el lince como el lobo han convivido hace menos de cien años. En Castilla y León serían las primeras áreas de reintroducción en este siglo donde convivirían las dos especies, pero tienen aspectos y alimentaciones diferentes. Los expertos coinciden en que no tendría ningún tipo de afección y cohabitarían perfectamente". 

Gallineros

¿Problemas con la fauna doméstica?. "La convivencia con la ganadería está analizada y las afecciones son mínimas como acreditan datos científicos. Fundamentalmente los daños van más orientados a gallineros, pero también en un paisaje diferente a Castilla y León, como es Andalucía o sur de Castilla-La Mancha. Aún así, si se produjeran esos daños la Junta financiaría medidas de corrección de esos gallineros, además de daños sobre las gallinas, pero, insisto, son mínimos. En ningún territorio hay problemas con los ganaderos ni propietarios ni alcaldes. Es un proyecto de éxito a nivel nacional" puntualizó el Jefe de Servicio de Espacios Naturales de la Consejería de Medio Ambiente. 

Plazos

David Cubero ha apuntado que "si los estudios técnicos y el proceso de participación apoyan este proyecto de reintroducción, en otoño haremos la propuesta al Grupo del Trabajo del Lince del Ministerio para la Transición Ecológica y el Reto Demografico (Miteco) y veremos si es posible llevarlo a cabo para 2025 o en adelante podemos llevarlo a cabo. 

Los técnicos realizarán este verano una reevalación de las densidades de conejo, además de continuar el proceso de participación y haciendo jornadas divulgativas que llegarán hasta las escuelas, a través de programas de educación ambiental en los colegios. 

Cubero advirtió que "hay muchos territorios interesados en los proyectos de reintroducción del lince", como Madrid, Aragón o Cataluña, y la demanda del lince en centros de cría es muy alta. Estamos ante una oportunidad, pero los proyectos de reintroducción de una especie tienen que realizarse con consenso y participación, sin urgencia. No vamos a correr riesgos ni para el territorio ni para el lince" incidió David Cubero en la inauguración de la jornada informativa, que ha contado también con la presencia de la delegada de la Junta, Leticia García.

Territorio

Almaraz de Duero, Andavías, La Hiniesta, Muelas del Pan, Pereruela, Roales, Villaseco del Pan y Zamora son los municipios seleccionados para la posible reintroducción del lince ibérico en la provincia de Zamora. Y el área de influencia se extendería por Carbajales de Alba, Fonfría, Losacino, Moral de Sayago, Palacios del Pan, San Pedro de la Nave-Almendra, Videmala y Villalcampo.

El fugaz paso por Zamora

El lince ibérico se extinguió en Castilla y León en la década de los ochenta o principios de los noventa del siglo pasado, coincidiendo la disminución de su principal presa, el conejo de monte, debido a la mixomatosis en los años 50 y la enfermedad vírica hemorrágica del conejo en los años 80, que provocaron un descenso drástico de sus poblaciones. Las últimas poblaciones de lince en Castilla y León se han documentado en el Sistema Central occidental (Salamanca) y en el entorno de Gredos y Alto Alberche (Ávila), y en la provincia de Zamora.

En el año 2015 la Junta informaba del seguimiento de un lince, de nombre "Kentaro", que recorría tierras zamorana. Tras ser liberado, en diciembre de 2014 en los Montes de Toledo, estaba siendo investigado y "monitorizado" por un equipo de especialistas. El 21 de julio "Kentaro" entraba por el este de la provincia de Zamora procedente de Valladolid, pasa por Belver de los Montes y se dirige hacia el oeste pasando por el sur de la Reserva de las Lagunas de Villafáfila hasta cruzar el embalse de Ricobayo y siguiendo en la misma dirección, bordeando por el sur la Sierra de la Culebra, hasta la comarca de Aliste, donde tras pasar por las proximidades de Rabanales y Alcañices, el 4 de agosto abandona la provincia cerca de Villarino Tras la Sierra y penetra en Portugal.

Suscríbete para seguir leyendo