La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

El proyecto de Iberdrola para aprovechar el caudal de la presa de Almendra

La Junta da luz verde a la construcción de una minicentral para generar energía limpia, evitando la emisión de 2.450 toneladas equivalentes de petróleo al año

Presa de Almendra donde se instalará la minicentral hidroeléctrica Iberdrola

La central hidroeléctrica proyectada por Iberdrola en la margen izquierda del Tormes, al pie de la presa de Almendra, prácticamente adosada al paramento del zócalo, ha obtenido la Declaración de Impacto Ambiental favorable por parte de la Consejería de Medio Ambiente de la Junta.

Situado en los términos municipales de Villar del Buey (Zamora) y Almendra (Salamanca), el objeto de esta infraestructura es aprovechar el caudal ecológico que se libera por el desagüe de la presa de Almendra al río Tormes.

De esta forma, y como apuntan fuentes de Iberdrola, «se produce energía limpia y renovable evitando la emisión de 2.450 toneladas equivalentes de petróleo al año». Un aprovechamiento del caudal ecológico de desembalse fijado en el plan hidrológico vigente con la finalidad de producir energía eléctrica. De esta forma, el caudal procedente del embalse de Almendra se devuelve al río una vez turbinado.

Como consta en la Declaración de Impacto Ambiental, la central hidroeléctrica «CH Almendra» consta de una potencia de 4,35 megavatios (MW), un caudal máximo 2,60 metros cúbicos por segundo (m³/s), salto bruto máximo de 184,54 metros por columna de agua, tensión de generación de 6,6 Kilovoltios (KV) y un transformador con una potencia de 4,7 megavoltamperios.

En la provincia de Zamora se ubicará la toma de agua en el embalse y conducción entre toma y nueva tubería forzada (ya existentes), la tubería y la central hidroeléctrica, alojando un grupo turbina-generador y resto de los equipos electromecánicos necesarios para su correcto funcionamiento. Además del tramo inicial de canalizaciones eléctricas entre central y subestación y el tramo final de acceso rodado a la central.

En la provincia de Salamanca se ubica el parque de transformación 46 kilovatios, así como los tramos final de canalizaciones eléctricas entre central y subestación y los accesos rodados a la central.

Dentro de las tres alternativas que presenta la empresa, el Estudio de Impacto Ambiental opta por la que está emplazada junto al paramento de la presa, lo que la hace menos visible. De esta manera, la central se sitúa a pie de presa en la margen izquierda, en el término municipal de Villar del Buey, zona incluida dentro de la ZEPA «Arribes del Duero».

El acceso se realiza por un camino exterior que, desde el final del camino existente, remonta el cauce por su margen izquierda.

El estudio de impacto ambiental propone una serie de medidas protectoras, entre ellas la adaptación a las épocas más sensibles de la especies de mayor interés potencialmente afectadas como son cigüeña negra, milano real, águila rea, águila perdicera, águila culebrera. águila calzada. halcón peregrino, búho real, y escribano hortelano.

Para no interferir con el periodo reproductor de las especies catalogadas, el comienzo de las obras será a partir del 1 de agosto. Si no hubieran antes del 1 de marzo (el siguiente periodo reproductivo) deberá pararse cualquier actuación en el exterior que impliquen trabajos con maquinaria. También se evitará la entrada de peces en la turbina.

Energía en el corazón de granito de los Arribes del Duero

Enclavada sobre la penillanura zamorano-salmantina, la presa de Almendra forma parte del sistema hidroeléctrico conocido como Saltos del Duero. La construcción, hace casi medio siglo, representó un hito en la ingeniería civil de entonces y lo sigue siendo ahora: su singularidad radica en que la central hidroeléctrica se encuentra a 15 kilómetros de distancia, en Villarino de los Aires, donde el agua llega a través de un túnel de siete metros y medio de diámetro excavado en la roca.

El salto de Villarino incluye el conjunto de presa y la central. A cinco kilómetros al oeste del casco urbano de Villarino, el corazón granítico del terreno alberga a 450 metros de profundidad una central reversible, capaz de generar energía turbinando agua en un sentido y bombeándola en sentido contrario en función de la necesidad del sistema eléctrico. El diseño de ingeniería se desarrolló en una compleja obra subterránea sin precedentes.

El agua del embalse de Almendra viaja hasta la central por una galería excavada en la roca de 15 kilómetros de largo y 7,5 metros de diámetro a 100 metros de profundidad. Al final de su trayecto, la galería se bifurca en 3 de 5 metros de diámetro cada una y cada una de éstas, a su vez, en dos de 2 metros. Cada una de ellas alimenta a un grupo de turbina-alternador instalado en la central de los seis existentes.

La red de tuberías termina desaguando en el embalse de Aldeadávila. Con 202 metros de altura, la presa de Almendra es la más alta de España y su embalse es el tercero de mayor capacidad del país. Por él discurre el cauce natural del río Tormes a su paso por los Arribes del Duero.

Es también la mayor referencia visible de las provincias de Salamanca y Zamora desde el aire y posee una capacidad de más de 2600 hm³ de agua. Iberdrola se consolida en Castilla y León como «un centro de desarrollos renovables» con el horizonte de 2025, donde opera ya más de 5.150 mnegavatios, situándola como la comunidad autónoma con más megavatios «verdes» instalados por la compañía.

Compartir el artículo

stats