Blanca Estrella Sánchez Escudero será la vecina de Fuentesaúco, afín al Partido Socialista, que ocupará el puesto de concejal en el Ayuntamiento, vacante desde hace casi un mes como consecuencia de la dimisión de Eduardo Folgado como alcalde y concejal de la Corporación Municipal.

Blanca Estrella Sánchez ocupará el sillón municipal en representación del PSOE en un pleno que se celebrará en los próximos días, una vez que concluya el periodo de alegaciones establecido por la ley.

La Junta Electoral Central ha aprobado la propuesta de designación de concejal del Ayuntamiento de Fuentesaúco en aplicación de lo previsto en la Ley Orgánica de Régimen Electoral y de conformidad con lo dispuesto en la Instrucción de la Junta Electoral Central sobre sustitución de cargos representativos locales.

Una vez acreditada la vacante dejada por Eduardo Folgado, correspondiente a la candidatura del Partido Socialista, y sin candidatos en la lista que concurrió a las elecciones municipales de 2019, se ha designado a Blanca Estrella Sánchez Escudero.

La futura edil ya ocupó este cargo pero en 2009 renunció por causas laborales. Este trámite abre el camino al nombramiento de alcalde de Fuentesaúco, una vez que la futura concejala tome posesión.

La dimisión de Folgado, el 3 de enero de 2023, ha dejado un vacío en el Ayuntamiento con la Alcaldía vacante y con el único concejal de Ciudadanos, José María Ramos, como máximo representante en funciones.

Paralizado

Si los planes no cambian sería éste quien ocuparía la Alcaldía con el apoyo de los tres concejales del PSOE. A cuatro meses de las elecciones municipales, Ciudadanos se haría con el gobierno del principal municipio de la comarca de La Guareña como la solución “menos traumática”, según el PSOE, en un momento tan complejo y con el Ayuntamiento prácticamente paralizado.

Precisamente José María Ramos otorgó con su voto el gobierno municipal saucano al socialista Eduardo Folgado. El apoyó de Ciudadanos rompió el empate de PP y PSOE (con cuatro concejales cada uno) y otorgó la mayoría al a los socialistas, que formaron gobierno de coalición con el concejal de Ciudadanos como teniente de alcalde.

Ahora, la abrupta salida de Eduardo Folgado ha impedido cerrar el ciclo de cuatro años y obliga a nombrar nuevo alcalde en la recta final del mandato municipal. La dimisión del socialista coronó una etapa del gobierno muy complicada. No había pasado la mitad del mandato y dimitieron dos concejalas del PSOE por desavenencias con el alcalde. Tras esa crisis, se abrió una nueva vía de agua que terminó por resquebrajar el tándem de Folgado y Ramos con durísimas críticas de este último a s socio.