El incidente más grave en las carreteras de la comarca a causa de la nieve y el hielo se registraba pasadas las once de la mañana cuando un vehículo que circulaba por la carretera de ZA-125 de Palacios de Sanabria a Anta de Rioconejos sufría un vuelco a causa, al parecer de las placas de hielo.

Mientras tanto, también en Sanabria se circula con precaución por la A-52, afectada en estos momentos por la nieve y el hielo.

Imágenes de la nieve. A la derecha, la colisión del coche patrulla contra tres vehículos estacionados en la calle a causa del hielo.| A. Saavedra

Los agentes de la Guardia Civil y el personal de la Unidad Medicalizada sacaban al conductor atrapado mientras se desplazaba una dotación de bomberos del Consorcio Provincial de Rionegro.

El hielo y la nieve complican la circulación en las carreteras de la comarca

El conductor era trasladado inicialmente al centro de Salud de Puebla de Sanabria y de ahí al centro hospitalario de referencia. Una de las patrullas que se dirigía al accidente sufrió un aparatoso accidente en la nacional 525, a la altura del cruce con la carretera ZA 125, chocando con varios vehículos estacionados en la zona colindante a la vía. Otra patrulla de la Guardia Civil también sufría un pequeño percance por el hielo a la altura de la rotonda de la Nacional-525 en Otero de Sanabria.

El hielo y la nieve complican la circulación en las carreteras de la comarca

Instantes antes de los accidentes varios conductores informaban del mal estado de la carretera por placas de hielo en este tramo, junto con la capa de nieve, que obligaban a “circular a 50 kilómetros por hora” en la vía de 90 y extremando la precaución. De nuevo la población local denuncia que el grueso de los efectivos de vialidad invernal se concentra en la autovía A-52 dejando sin atender la Nacional y la red local. Las placas de hielo propiciaron la suspensión de algunas de la rutas escolares a Puebla.

El hielo y la nieve complican la circulación en las carreteras de la comarca

A primera hora de la mañana fueron muchos los conductores que lidiaron con las placas de hielo y con situaciones imprevistas como el cruce de la fauna que en estos casos pone en dificultades las acciones de frenado, que son contraproducentes.

Hasta treinta centímetros de nieve

Los operarios y conductores de las diferentes administraciones con competencias en el mantenimiento de la vía tuvieron mucho trabajo a lo largo del día. Así la carretera ZA- 102 de Porto llegaba a acumular 30 centímetros de nieve a primera hora de la mañana y con la alerta de cadenas para conducir, en dirección a Porto, Barjacoba y Pías. La carretera de San Martín a la Laguna de Peces quedaba cortada al tráfico.

El personal sanitario del Centro de Salud de Lubián tuvo que atender a los avisos domiciliarios, muy reducidos por la situación climática, precedidos por el coche de la Guardia Civil, una situación de lo más habitual cuando la nieve impide a facultativos y enfermeros acceder con el vehículo del centro o los propios coches particulares, como relataba el personal sanitario.

La carretera de Cobreros acumulaba 8 centímetros de nieve y no era la más perjudicada por la acumulación de nieve hasta 15 y 20 centímetros en Vigo, Ribadelago. La nieve que acompaña a la borrasca “Fein” se había dejado ver el martes de manera tímida se fue apoderando de las cotas bajas a lo largo de la madrugada del miércoles.