El pleno del Ayuntamiento de Bermillo de Sayago ha rechazado la aprobación del borrador de convenio con la Windvision, la empresa belga que promueve la construcción de seis proyectos eólicos en la comarca que sumarán 66 aerogeneradores.

El documento fue rechazado pese a que el equipo de gobierno del Partido Popular cuenta con mayoría absoluta y su alcalde apoyaba suscribir el convenio para posibilitar la construcción del parque eólico. Uno de los cinco concejales del PP ha roto la disciplina y ha sumado su voto al de los tres ediles del PSOE y al del concejal no adscrito, siendo rechazada la propuesta con cinco votos en contra y solo cuatro a favor.

Antes de la votación, los cuatro concejales de la oposición pusieron de manifiesto las razones por las que consideran el parque “contraproducente y lesivo” para los intereses y el futuro de Bermillo de Sayago. También se destacó la oposición mostrada por los vecinos del municipio, que habían presentado más de 100 alegaciones al borrador del convenio con Windivision. Al pleno asistía como público una representación de la plataforma “Otra vez no en Sayago”, que rompió en aplausos tras el recuento de la votación.

Desde la plataforma critican la apuesta por un modelo energético industrial, a gran escala, que “ya ha demostrado su escasa capacidad de generar desarrollo local a lo largo décadas de aprovechamiento del potencial hidroeléctrico del Duero y el Tormes, que ha ayudado al enriquecimiento de otras zonas lejanas, pero sin dejar beneficios visibles en el entorno local”, pues la comarca de Sayago ha seguido perdiendo población, oportunidades, servicios y recursos.

Postura del Consejo Consultivo

El convenio que se votaba en el último pleno era una somera modificación del anterior convenio, que había sido sometido a revisión legal por parte del Consejo Consultivo de Castilla y León, que lo consideró “nulo de pleno derecho” en base a numerosas irregularidades.

Sin embargo, desde la plataforma que se opone al proyecto eólico advierten que la mayoría de las irregularidades señaladas por el Consultivo no se habían corregido en este segundo borrador.

Así mismo, dado que las normas urbanísticas vigentes no permiten la instalación de proyectos de las características de los de Windvision, el Ayuntamiento “impulsó una modificación puntual de las Normas Urbanísticas Municipales, para cuya aprobación por parte de la Junta de Castilla y León la Consejería de Fomento y Medio Ambiente exigió un Informe Ambiental Estratégico, dado que dicha modificación afecta al 90% del territorio del municipio”.

La Dirección de Patrimonio Natural y Política Forestal puso de relieve en su informe el gran valor natural de los paisajes del municipio, que albergan ecosistemas poco transformados como son los ambientes mediterráneos adehesados y lagunas y riberas de carácter temporal. La proximidad del Parque Natural Arribes del Duero y la ZEPA Cañones del Duero influye en la riqueza faunística del municipio, que incluye espacios de alimentación de campeo para un importante número de especies, especialmente aves rupícolas amenazadas.

Este informe, así como el dictamen del Consejo Consultivo, han servicio de apoyo a las numerosas alegaciones presentadas durante el periodo de exposición pública del convenio.