Entender la nueva Política Agraria Común aplicada al sector del ovino ha sido el objetivo de la última charla ofrecida por Urcacyl y Asovino en Zamora, una oportunidad para conocer más a fondo las novedades de la nueva PAC que entrarán en vigor el 1 de enero.

Los ganaderos de ovino de la cooperativa zamorana han asistido a esta charla, centrada en el Plan Estratégico y sus características, que en el caso de este sector destaca la división de la ayuda social en tres subsectores “una ayuda al ovino de carne, otra al de leche y una especie de guiño a aquellos que tengan derechos especiales, ahora desaparecidos en la nueva PAC, para que no pierdan todo el importe”, ha informado José Manuel Domínguez, técnico de Urcacyl resposable de la ponencia.

Derechos especiales

Los derechos especiales desaparecen así de la nueva PAC “era una ayuda importante de 38 euros por cabeza”, ha señalado el técnico. “Como no tienen superficie asociada a la explotación, por hacer determinadas prácticas de pastoreo en rastrojera o barbecho se da una ayuda adicional a cada cabeza”, prosigue.

La nueva reforma de la PAC “va a perjudicar al sector ganadero en general”, en opinión del técnico, que detalla como el mayor de los problemas la convergencia asociada a estas ayudas: “En la anterior reforma recibieron un paquete de ayudas concentradas en pocos derechos, con lo cual tienen un alto valor económico en la región en la que se encuentren”, explica el técnico.

Actualmente la nueva PAC quiere igualar el valor de los derechos de las nuevas regiones a su valor medio, lo que en opinión del técnico “va a suponer que el porcentaje de reducción sea mayor, no es lo mismo reducir un derecho que valga 120 euros a la media regional de 100 euros que en el caso de los ganaderos, que normalmente tienen derechos por valor de 300 o 400 euros”, ha explicado el ponente.

Una convergencia que llegará hasta el 85% del valor medio regional hasta 2026 y que conlleva recortes mayores en las partidas para los ganaderos, “un perjuicio importante”, señala sobre la situación de un sector que atraviesa momentos “complicados”, en gran medida debido al aumento de los costes de producción: “Los datos hasta septiembre indican una pérdida de producción que rondará el 3% o 4% dependiendo de la zona o la cooperativa”.

Además, el ritmo de abandono de los profesionales de la ganadería ovina sigue en aumento “el ritmo de incremento de precios de materias primas ha aminorado, pero no va a volver a los niveles anteriores a la crisis de Ucrania, por lo menos a corto plazo, creemos que en el primer cuatrimestre de 2023 la situación seguirá siendo complicada”, ha augurado el técnico sobre la que ha definido como “la tormenta perfecta” para acabar con un sector vital para la economía zamorana: abandono de explotaciones, caída de producción y costes de producción que desde Ucacyl estiman que se han incrementado en un 40% desde el periodo de enero a septiembre de 2021 en relación al periodo de enero a septiembre de 2022.