Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

La marcha MTB concentra a 800 personas en Zamora: El milagro de Ufones regresa por un día

El municipio de tan solo 28 vecinos acoge alrededor de 800 personas gracias a la marcha MTB de ciclismo y senderismo

Fotografías de varios momentos durante la competición vivida en Ufones, el público a la espera de los ganadores, la preparación de la comida para los visitantes y la llegada de los ciclistas a la meta. | Ch. S.

Ufones de Aliste, una pequeña y acogedora localidad perteneciente al municipio de Rabanales, ha llenado de vida sus calles, como si de sus mejores tiempos se tratase.

Un pueblo con apenas 28 almas rondó las 800 gracias a la llegada masiva de visitantes desde 14 provincias diferentes, de 7 comunidades autónomas atraídos por la VI Marcha MTB y Senderismo “Ruta de los Castros de Aliste” de Ufones, dirigida por Carlos Núñez (su alma máter y fundador ) y organizada por el Ayuntamiento de Rabanales, donde los vecinos, con su alcaldesa Maga López Calvo al frente, son los grandes artífices y protagonistas, pues todos colaboran: control de aparcamientos, elaboración de comida y adecuación del pueblo, atentos para que los visitantes se encuentren como en su propia casa.

Con 136 habitantes en 1910, comenzó a crecer en tiempos de Alfonso XIII. No es pues de extrañar que su escuela de EGB llegará a sumar hasta 32 niños y niñas de entre seis y catorce años, con una particularidad, que durante 24 cursos seguidos, todos ellos fueron formados por la misma maestra, pues doña Julia Llamas Morán, natural del pueblo. En los años treinta muy querido fue su maestro Isidro Ramos Páez, natural de Moldones, que fue trágicamente asesinado durante la Guerra Civil.

Hoy suma 28 empadronados gracias al nacimiento el 18 de marzo de 2022 de Álex Matellán Fernádez. En el polo opuesto está Margarita Calvo Ballesteros (98 años) nacida el día 23 de febrero de 1924, bisabuela de la más joven: Bela Pérez Vázquez, nacida el 23 de julio de 2022.

El milagro de Ufones regresa por un día

Ufones es cruzado por el río Mena y su paraje de “Los Pisones”, –sobre el que cruza la actual carretera de Alcañices a Benavente por Bercianos–, delata el lugar en donde estuvo ubicado uno de los batanes más importantes de toda La Raya de donde salían los más antiguos y mejores paños pardos elaborados con la lana de las ovejas de pura sangre castellana negra para dar vida a las Capas Pardas Alistanas de Honras y Respeto.

Los manuscritos del Catastro del Marqués de Ensenada del año 1752 dejan evidencia de la importancia de las aguas del río Mena para Ufones pues en su término se asentaban entonces hasta seis molinos harineros de agua y un pisón (batán). De hecho en el pueblo había don tejedores, uno de ellos de paños pardos para las Capas Pardas Alistanas y el otro de paños para la elaboración de alforjas para las burras y costales para el grano y la harina. Además de un sastre y un carretero.

Es Ufones, junto a Valer, el único pueblo alistano que tiene como su patrona a Santa Eulalia de Mérida, manteniendo la celebración de las fiestas en su fecha otoñal: 10 de diciembre.

Hasta tres tiendas y tabernas hubo en Ufones y ya llevan 36 años si cantina, pues la última cerro en 1986. La “Casa del Maestro” es ahora el centro social para reunirse y la escuela sede de su asociación cultural.

En 2018 el pueblo afrontó la primera fase de la restauración del retablo de la iglesia parroquial de Santa Eulalia de Mérida, realizada ésta por la restauradora Virginia Flores Andrés, que hizo un magnífico trabajo. Los costes, 18.000 euros, fueron reunidos y sufragados por los feligreses mediante donaciones anónimas y vendiendo a 10 euros tazas de porcelana con las estampas de Santa Eulalia y San Antonio.

El retablo estaba ya muy oscurecido debido en parte a la creencia popular de que aplicando claras de huevos y aceite a modo de barniz sobre él brillaría mas. El remedio casero, junto al humo de las velas, había creado una ennegrecida capa que ocultaba la policromía original, logrando Flores Andrés devolverle su combinación original de oro y blanco.

El milagro de Ufones regresa por un día

Los vecinos quieren ahora culminar la restauración de retablo cuya parte inferior o cuerpo presenta un estilo renacentista (siglo XVII) y en la parte superior se sitúa la hornacina flanqueada por dos aletones de factura rococó, probablemente de mediados del siglo XVIII. Con vistas a sufragar los costes de restauración lo feligreses han optado por la venta de lotería de Navidad.

Vecinos y emigrantes de Ufones y el Ayuntamiento de Rabanales, cuya Corporación Municipal preside el alcalde Santiago Moral Matellán, se han marcado como el gran proyecto de presente y futuro lograr la concentración parcelaria de iniciativa privada que va por muy buen camino: la Junta de Castilla y León ya dio luz verde al Estudio de Impacto Ambiental y el próximo paso será su declaración de interés general y urgente ejecución.

La superficie a concentrar suma 321 hectáreas, en manos de 110 propietarios, que están repartidas en 2.647 parcelas, de las cuales se concentrarán 2.578, más otras 17 que vecinos de Ufones tienen en el rayano pueblo de Matellanes. Dentro de la concentración parcelaria finalmente se ha incluido “la ribera” pero con la condición de que quede para disfrute del pueblo respetando los antiguos prados. Reconvertir los minifundios en fincas de reemplazo costará 262.618 euros.

Compartir el artículo

stats