Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Los lobos matan a seis ovejas en Carbajales y a un ternero en Codesal

Los cánidos saltaron un muro para entrar a la explotación de ovino y sortearon el doble vallado que protegía al recién nacido en la de vacuno

Trabajadores de Medio Ambiente certifican que las ovejas murieron en Carbajales por el lobo. | Cedida

El lobo sigue complicando la vida a los ganaderos de Zamora, con un goteo de ataques que se producen casi a diario tanto al norte como al sur del Duero.

En las últimas horas se han contabilizado bajas en dos explotaciones ubicadas en las estribaciones de La Culebra, una en Carbajales de Alba –al sur de dicha sierra, pero no dentro de la Reserva– y otra en Codesal, al norte, en La Carballeda.

En Carbajales, el lobo entró en una finca guardada por un muro, ubicada a dos kilómetros del casco urbano, junto a la sierra de Cantadores. El recinto es propiedad de Roberto Fuentes, alcalde y ganadero de vacas de la IGP Ternera de Aliste, pero aquí guardaba ovejas, las 16 que tiene.

Oveja mordida por el lobo en Carbajales de Alba. Cedida

Los depredadores acabaron con la vida de seis de de ellas, de las cuales devoraron cuatro por completo. El ataque ha tenido lugar cuando cuando las 16 ovejas estaban embarazadas, y es muy probable que además de las seis bajas, Fuentes tenga que sumar a las pérdidas el aborto por estrés de todas las supervivientes.

El muro de 1,5 metros de altura no fue suficiente para impedir que entraran los cánidos, entre cuatro y seis lobos, según los guardas de Medio Ambiente que certificaron que el ataque fue perpetrado por esta especie protegida.

Tercer ataque a la explotación de Óliver

El ataque de lobos ocurrido en Codesal también cuenta con certificación de la Guardería Medioambiental de la Reserva de la Sierra de la Culebra.

Se acreditaba un tercer ternero muerto por lobo en la explotación de Óliver Castedo, en el anejo de Codesal del término municipal de Manzanal de Arriba y dentro de la Reserva Regional de Caza de la Sierra de la Culebra.

Ternero muerto en Codesal. Araceli Saavedra

El ganadero reclama soluciones ante una situación “que tiene difícil arreglo” pese a las medidas que adopta para “blindar” el recinto.

El ternero estaba dentro del doble cercado y pastor eléctrico, protegido por cuatro mastines y a 50 metros de la nave. Se desconoce el lugar por el que el lobo entra en la explotación y “desconfío que entre por un desnivel del terreno en alguna entrada”.

Sobre las 9 de la mañana Óliver Castedo, un joven ganadero que ha extremado la protección de su explotación hasta el punto de controlar con dispositivos GPS a las vacas, se llevaba un nuevo disgusto con el ternero de dos meses, del primer parto de una novilla, que eleva a tres terneros las pérdidas causadas por el lobo a su explotación en las últimas semanas.

El celador de la Reserva que examinó y levantó acta no dejaba ninguna duda sobre el depredador.

Hace escasos días, un vecino de Boya que paseaba con su perro se encontró con un “lobo grande en Sierro” y no es la primera vez que se ve un “lobo grande y oscuro que andaban a los ciervos” a raíz del primer incendio del 15 de junio en la zona.

Hace 15 días se organizó una batida al jabalí en la zona y cebaron en un comedero para el jabalí. Mediante cámaras de fototrampeo se verificó que los únicos que cazaron jabalíes fueron los lobos “que mataron a todos”.

Compartir el artículo

stats