El consejero de Medio Ambiente de Castilla y León, Juan Carlos Suárez-Quiñoes, buscó este miércoles apoyos en el Parlamento Europeo para presionar al Gobierno de España para cambiar la gestión de las poblaciones de lobos, que en su comunidad, Galicia, Asturias y Cantabria supone "un problema" para el medio rural.

"Lo que ha hecho el Gobierno de España es desposeer de esa capacidad de gestión a las CCAA y declarar al lobo estrictamente protegido en todo el territorio nacional. Y esto está constituyendo un problema importantísimo para la ganadería extensiva, hasta el punto de que está empezando a abandonarse", declaró Suárez-Quiñones a Efe.

El consejero viajó a Bruselas en presentación de su región autónoma y también de Galicia, Cantabria y Asturias, las llamadas "comunidades loberas", que ya en septiembre se reunieron con el comisario europeo de Medioambiente, Virginijus Sinkevicius, para trasladarle que la Comisión trabaja con de datos "erróneos" porque España envió un informe sexenal (2012-2018) que no es correcto.

Esas CCAA, donde se encuentra "el 95 % de las poblaciones de lobos en España", defienden que el Gobierno de España se equivocó al cambiar en septiembre de 2021 el estatus de la gestión del lobo, incluyéndolo en el Listado de Especies Silvestres en Régimen de Protección Especial (LESPRE).

La decisión ministerial parte de la premisa de que el "canis lupus", cuya caza deportiva está prohibida desde 2021, está en regresión en el conjunto del territorio. Pero las autodenominadas "comunidades loberas" dicen que esa no es la realidad al norte del río Duero, donde las poblaciones aumentan y también los ataques a cabras, ovejas, vacas, caballos o perros domésticos.

Suárez-Quiñones denunció que el Ejecutivo español "ha destrozado una situación de equilibrio que había hasta ese momento en la convivencia del lobo con la ganadería extensiva, un equilibrio que habíamos mantenido las comunidades autónomas a través de una gestión responsable, sensata, técnica y administrativa, del lobo y del control de ejemplares".

Consideró necesario que en el noroeste español se permita que aumenten las poblaciones pero "manteniendo una ganadería con daños razonables (...) compensados y por lo tanto con unos intereses con un bajo conflicto".

"El Gobierno de España, por una cuestión ideológica y no por los intereses generales, ha cambiado el paso, ha ido más allá de lo que la normativa europea prevé y permite, que es que al norte del río Duero el lobo pueda ser gestionado por los Estados y por las comunidades autónomas", agregó.

Mientras que otros países piden más flexibilidad aún de la normativa, el Gobierno de España "está conduciendo en el sentido contrario en la autopista de la sensatez" y aplica protocolos aún más estrictos, dijo.

El consejero se reunió con el presidente del Intergrupo sobre biodiversidad, caza y mundo rural del Parlamento Europeo, Alvaro Amaro; con los portavoces de los grupos parlamentarios cristianodemócrata y socialdemócrata en la Comisión de Agricultura y Desarrollo Rural, Herbert Dorfmann y Clara Aguilera, respectivamente; y con la presidenta de la Comisión de Peticiones de la Eurocámara, Dolors Monserrat.

Todos ellos, incluida la eurodiputada socialista, dijo Suárez-Quiñones, reconocieron que "hay un problema y que sería bueno encontrar un consenso en el Parlamento Europeo para buscar soluciones".

El castellanoleonés agregó que "el Partido Popular tiene preparada una propuesta de resolución, que supuestamente podría ir en el pleno que se celebrará en Estrasburgo (Francia) la semana que viene, donde viene a decir que hay una necesidad de reconocer en Europa que hay un problema (...) y que hay que buscar una solución".

"Se pone en peligro el medio rural y, sobre todo, la biodiversidad", dijo.

Por la tarde, Suárez-Quiñones participa presencialmente en una jornada sobre la gestión activa del lobo como modo de convivencia en la que también intervendrán telemáticamente sus homólogos de Galicia, la popular Ángeles Vázquez; Asturias, el socialista Alejandro Calvo; y de Cantabria, el regionalista Guillermo Blanco.

También intervendrán en ese foro el representante en Bruselas de la Confederación de Agricultores de Portugal, Duarte Mira, y el responsable en la capital comunitaria de la Asociación Agraria de Jóvenes Agricultores de España, José María Castilla.