La Escuela Micológica de Ungilde –gestionada por el Ayuntamiento de Puebla de Sanabria– ha dedicado una de sus actividades del otoño a difundir los valores de la Sierra de la Culebra, con la visita guiada “Recorriendo... biodiversidad y etnografía”.

33 personas venidas de puntos tan distantes como Alicante, Oviedo y Madrid, y más cercanos como Benavente y Zamora disfrutaron de las explicaciones del personal de Turismo de la villa sanabresa, comenzando el recorrido en la preciosa estación del ferrocarril de Puebla, desde donde el grupo se dirigió hasta el paraje que rodea el Centro del Lobo Ibérico, en la pedanía de Robledo. Allí, los visitantes pudieron ver un molino, las “llagas” donde se maceraba antiguamente el lino y hacer una ruta remontando el arroyo Rita el Cuervo, debidamente encauzado con su sistema de azudes y pequeñas presas que dan soporte al molino.

Durante este paseo se pudieron observar e identificar especies micológicas (como amanitas y boletus), faunísticas (como aves rapaces) y florales (como la Genista tridentata y el endemismo Genista sanabrensis), siempre tratando de poner el acento en la conservación, la convivencia con el medio y la necesidad de cuidar, visibilizar y poner en valor todos estos recursos ambientales y etnográficos.

La visita terminó en el pueblo de Robledo, estos días afanado en la recogida de la castaña, donde lagar de cera, horno, fragua, lavaderos tradicionales y las bicis de madera de Emilio, pusieron la nota etnográfica final a la visita.