El Consejo Territorial de Pesca se ha reunido en Zamora para analizar la Orden Anual de Pesca de Castilla y León para la temporada 2023 con el objetivo de presentar propuestas antes de que se apruebe.

Los miembros de la Comisión junto a la delegada territorial, Clara San Damián, han abordado la Orden publicada en el BOCYL el pasado 21 de enero de 2022, por la que se declaran los cotos de pesca, escenarios deportivo-sociales, aguas en régimen especial y refugios de pesca en la Comunidad de Castilla y León y se aprueban los correspondientes planes de pesca.

Zonas trucheras

También se ha examinado la Orden Anual de pesca para la próxima temporada y se ha propuesto que el período y días hábiles en aguas trucheras de acceso libre sea todos los días desde el sábado, 25 de marzo, hasta el lunes, 31 de julio, ambos inclusive. La pesca de la trucha común es una de las excepciones, que retrasa su apertura al 1 de mayo en algunas aguas del río Forcadura y del Arroyo Carambilla. En aguas no trucheras de acceso libre serán todos los días del año. En cotos de pesca, escenarios deportivo-sociales y masas de agua en régimen especial, según su plan de pesca.

En total hay 14 especies pescables, destacando entre ellas, la trucha común, cuyo aprovechamiento piscícola mantiene un gran arraigo en una provincia de vocación rural como Zamora, especialmente en la cuenca alta del río Tera. Otras especies pescables de gran interés son los barbos, la tenca, las bogas, el bordallo, el piscardo y el carpín.

Los cupos de trucha no se aplican en los meses de mayo y junio para no perjudicar su etapa prerreproductora

Las tallas autorizadas en las aguas de acceso libre (tanto trucheras como no trucheras) son de 18 centímetros para los barbos, 15 cm para las tencas, 10 cm para las bogas, mientras que en las especies más pequeñas como el gobio y piscardo son a partir de los 8 centímetros. Los cupos autorizados en las aguas de acceso libre (tanto trucheras como no trucheras) para los barbos y las bogas son 6 ejemplares de cada especie por pescador y día, salvo en los meses de mayo y junio para no perjudicar su etapa prerreproductora.

Especies exóticas, sin cupo

Por otro lado, la Comisión ha acorado proponer que la gestión y control de especies exóticas invasoras a través de la pesca sea como en años anteriores: la pesca de la carpa y del black-bass queda permitida en todas sus modalidades en las masas de agua incluidas en la Orden FYM/339/2019 por la que se aprueba la delimitación cartográfica del área ocupada por dichas especies.

Respecto al resto de ejemplares de especies exóticas invasoras, no podrán devolverse al agua. En este sentido, no se establece talla ni cupo de captura para dichas especies exóticas invasoras.

Asimismo, la captura del cangrejo rojo y del cangrejo señal estará permitida desde el 1 de junio hasta el 31 de diciembre en las masas de agua delimitadas mediante la Orden FYM/339/2019 (no se podrán pescar en los refugios de pesca), sin límite del número de ejemplares.

Por otro lado, se ha procedido a presentar a los miembros del Consejo los resultados de los muestreos piscícolas que efectúa el Servicio Territorial de Medio Ambiente para analizar la evolución de las poblaciones de trucha y de otras especies que pueblan los ríos zamoranos en el marco de las Redes de Vigilancia y Seguimiento establecidas.

Licencia de pesca

Hay que recordar que la licencia de pesca debe obtenerse preferentemente a través de internet (www.jcyl.es) o bien, si existen dificultades, llamando directamente al Servicio Territorial de Medio Ambiente pudiendo en algunos casos justificados recurrirse a una cita previa. Siempre se deberá llevar una copia de la licencia de pesca por si es requerida por las autoridades competentes. En el caso de los permisos y pases de control bastará con el sms correspondiente a cada autorización en el teléfono móvil. No obstante, toda la información relativa a la pesca se encuentra siempre disponible en la página web de la Junta de Castilla y León.