Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Los vecinos de La Carballeda exigen “más médicos y menos mentiras”

Más de 600 personas recorren las calles de Mombuey en la manifestación a favor de la sanidad rural convocada por COAG

La manifestación por la sanidad rural avanza por las calles de Mombuey. | Araceli Saavedra

La manifestación en defensa de la Sanidad en Carballeda reunió a más de 600 personas de los pueblos de la Zona Básica carballesa y de las Zonas de Salud próximas de Sanabria y Aliste. La convocatoria de COAG superó las expectativas de la organización, en una mañana de protestas por toda la provincia que no restaron participación en Mombuey. Y con un único grito “Médicos sí, mentiras no” arrancaba, minutos después de las doce, una marcha desde el antiguo Centro de Salud al edificio actual que concentra la atención sanitaria, tras el cierre de los consultorios de los pueblos. Alcaldes y concejales de uno y otro signo político sostuvieron sin reparo ni coacciones la pancarta que abría la protesta.

“Podemos pasar sin pan, pero no sin médico”, sentenciaba un experimentado José Manuel Soto, en esta cuarta convocatoria en poco más de un año “y no será la última” ante un verano negro con días de un solo médico para atender a los enfermos y limitado puntualmente a las urgencias. Soto recordó que “hay dinero para lo que quieren” pero “antes que una carretera, médico”. En un pueblo “no podemos estar sin médico y que a tu pueblo no vaya porque somos menos de 50” y advirtió que “no vamos a dar el brazo a torcer”.

José Manuel Soto toma el megáfono a las puertas del Centro de Salud de Mombuey. | A. S.

Soto abogaba porque “se le quiten las competencias” a la Junta de Castilla y León, ante lo que tachaba de “nefasta” gestión “con toda su mala intención, a ver si nos aburrimos, a ver si al final terminamos diciendo hijo qué le vamos a hacer”. Lejos de esa rendición y actitud derrotista “pues no. Seamos pocos o muchos o los que seamos, todos los pueblos, todos los vecinos de la Carballeda, de Sanabria y de todas las comarcas de Zamora tenemos el mismo derecho a la asistencia sanitaria, que les entre en la cabeza de una puñetera vez. No vamos a aceptar recortes sanitarias, ni disculpas bananeras”.

Pidió todo el reconocimiento y los derechos para los médicos por su trabajo y atención. “Hay gente que viene y se esfuerza en hacer el trabajo. Todos sabemos qué médico es bueno en Mombuey, en Puebla, en Aliste. Y el que es vago intenta que los demás sean como él. Y eso no se lo vamos a permitir”.

Las carencias de personal y medios en uno u otro centro de Salud tienen consecuencias en las Zonas Básias de Salud cercanas –si es que en el noroeste de la provincia con dispersión geográfica severa se pude hablar de proximidad–. “A Camarzana y a Santibáñez de Vidriales, de una vez, que les doten del Soporte Vital Básico que no tienen, que parece mentira. Dos centros de salud prácticamente juntos y no tienen ese servicio. Se lo prestan desde aquí o desde Benavente”. Cuanto más tiempo la ambulancia de Mombuey en su zona “mucho mejor”.

Aplausos al acabar la marcha frente al centro de salud de Mombuey. | A. S.

Reclamó para Aliste les hace falta una UVI móvil: “creemos que es necesario una cuarta en Alcañicesya que solo hay tres UVIs en Zamora, Benavente y Puebla. Una urgencia y la ambulancia “se desplaza de Puebla a Nuez de Aliste o San Martín del Pedroso”. “Mientras va, coge, vete y vuelve”, la Zona Básia de Salud a verlas venir. Y un aviso desde Porto de Sanabria: “cómo vamos a mandar al 112 a Porto, si está fuera del mapa…pues tiene el mismo derecho el paisano de Porto, que el de Mombuey que el de Benavente”.

Si te da un “jamacuco” no es lo mismo estar en Mombuey que en Cional, una distancia que es “un pelín” entre contarlo y no contarlo.

Desde la Consejería de Sanidad siempre se da por sentado que no pasa nada porque no hay reclamaciones por escrito, pero los testimonios sobran, entre alcaldes, concejales y vecinos, e incluso emigrantes retornados.

Así, un vecino de Peque natural de Valleluengo mantuvo un enfrentamiento con el personal del centro cuando después de tener cita para una cura por una operación en un brazo fue recibido como un invasor. “He cotizado 50 años a la Seguridad Social en el País Vasco para el día que me jubilara volver a mi pueblo y tener derecho a una sanidad buena”, lamenta el vecino en cuestión.

Soto rechazó pretensiones políticas de cualquier tipo y advirtió que “hace muchos años que vine a vivir a la Carballeda y quería morirme en la Carballeda. ¿Y qué hago ahorcarme o seguir batallando?”. La respuesta es “batallando” hasta el final, “hasta que quedemos uno solo”. Y rellenando el libro de reclamaciones cuando la atención no sea la debida.

Bermillo y Tábara

La lucha para que la Junta de Castilla y León destine recursos suficientes a la sanidad rural, y tengan médico todos los consultorios de Zamora a una hora conocida por los vecinos del pueblo, también sacó a la calle a varios vecinos de las Zonas Básicas de Salud de Sayago y de Tábara, que como cada sábado volvieron a manifestarse en Bermillo y Tábara, respectivamente, para dejar claro que la gente que vive en los pueblos tiene los mismos derechos.

Compartir el artículo

stats