Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

AECC prestó ayuda en Sanabria a a 22 enfermos en el último año

La Junta Local cuenta con 52 voluntarios en la comarca, en su mayor parte mujeres, que preparan actividades para todo el año

Imagen de archivo del equipo de AECC en Sanabria y Carballeda. | J. S.

La Junta Local de la Asociación Española contra el Cáncer, AECC de Sanabria y Carballeda, hace un balance positivo y satisfactorio en su andadura en estos últimos años y sobre todo en los años del COVID, donde no ha tenido tanta visibilidad. En la sede en este último año la Junta local ha atendido las necesidades demandadas de 22 pacientes y sus familias.

El presidente subraya que “no hay ningún enfermo que esté solo ante esta enfermedad y me anima a seguir luchando y trabajando para que en un futuro esto sea algo pasajero y la calidad de vida y supervivencia sea cada día mejor”.

La AECC local cuenta con una sede física en el antiguo convento de San Francisco, de Puebla de Sanabria, en el barrio de San Francisco. Donde el presidente, Manuel Mateos Pedrero, y 52 voluntarios -en su mayor parte mujeres- mantienen reuniones todos los meses, para preparar distintas actividades que se realizan a lo largo del año y que se retoman después de la pandemia con más fuerza que nunca, y en otros casos se realizan otras nuevas.

Dispone de una psicóloga que programa citas mensuales presenciales y gratuitas en la sede, para los enfermos y sus familiares, desplazándose desde Benavente a Puebla. La agrupación presta material protésico para enfermos de cáncer desde camas articuladas hasta sillas de ruedas, muletas, alzadores, etc.

Se gestionan las estancias de enfermos y familiares, fuera de su lugar de residencia, para los tratamientos oncológicos en las ciudades como Zamora, Salamanca, León. Mediante pisos u hoteles que se hacen cargo de su estancia.

"Somos una pequeña familia que trata de ayudar y a sumar en esta lucha de todos"

decoration

“Cada vez que asistimos a nuestras reuniones nos sirve para visualizar problemas de nuestros vecinos frente a este tipo de enfermedad, intentando a través de la Asociación darle una solución” como señala la asociación. Desde septiembre hasta el mes de diciembre el voluntariado se reúne para preparar el Mercado Solidario Navideño, donde se elaboran infinidad de trabajos manuales de decoración navideña “para ofrecerla a los cientos de visitantes que cada año de una forma u otra se acercan para aportar su granito de arena y más en estas zonas rurales donde estamos lejos de todo”.

Hemos tenido fisioterapeuta lo que ocurre es que cuando terminan sus estudios para un tiempo si pero luego se van, pero bueno contamos con psicóloga y ahora en breve otra figura más una Nutricionista pues está muy demostrado que cada vez tiene que ver más algunos tipos de tumores con las comidas.

Para Manuel Mateos en estos momentos “es más necesario que nunca las investigaciones y el apoyo de nuestros gobiernos, sin desmerecer a lo que nunca falla, al apoyo de la ciudadanía, que siempre con su solidaridad logramos grandes propósitos”.

“De lo que más orgulloso me siento es de todos los voluntarios y voluntarias de nuestra Asociación y del trabajo que realizan. Y siempre con sus sonrisas y es muy difícil dado que esto es un pueblo y tratamos de ayudarnos en lo bueno y malo puesto que somos más que vecinos, somos como digo yo una pequeña familia que trata de ayudar y a sumar en esta lucha de todos. Seguiremos trabajando con la misma ilusión y propósito de cuando empezamos. Es necesario tener visualización y más en un entorno rural para que lleguemos lejos y que ningún enfermo y sus familias sepan que no están solos”.

Compartir el artículo

stats