La sequía hace estragos en los pueblos de la comarca de Sanabria y Carballeda, secando fuentes, ríos y robledales. Pueblos como Manzanal de Arriba, San Miguel de Lomba, Sampil, Barrio de Lomba, Quintana de Sanabria, Rionegrito, Santiago de la Requejada o Rihonor han tenido que recurrir al abastecimiento por cisternas para garantizar el suministro.

En otros pueblos como Trefacio, Villarino o el mismo Porto se alertaba en bandos de hacer un consumo responsable para garantizar el suministro en un verano no apto para regar, llenar la piscina o mantener el césped.

Nunca había visto el río así, totalmente seco, con los pasaderos sin agua. Siempre sobresalían las del agua” relataba una veraneante de Rihonor de Castilla con casa al pie del cauce del río Fontano, empequeñecido este verano.

El cauce prácticamente seco. | A. Saavedra

Es uno de los pueblos que ha visto desaparecer las aguas en uno de los paisajes más fotografiados de la frontera hispanolusa. Aguas abajo el río no lleva casi agua impidiendo al pueblo portugués usar su playa fluvial.

El colector que discurre paralelo al cauce está a la vista de vecinos y paseantes, algunos residentes tampoco lo habían visto nunca aflorar. El pueblo se ha tenido que abastecer bombeando agua desde el río, al agotarse los manantiales y tener que recurrir al abastecimiento por cisterna puntualmente para llenar el depósito y garantizar el agua domiciliaria.

El descenso del caudal deparó otra sorpresa, la presencia de un ejemplar de cangrejo especie invasora que fue descubierto y capturado por un vecino, previa comunicación a la Guardería Medioambiental.

Las lluvias se esperan como agua de mayo en la comarca más atlántica de Zamora, que sufre los estragos de la falta de agua durante este verano. Una situación que afecta al medio ambiente y ecosistema del territorio, la agricultura y a la vida de los ciudadanos sanabreses.