Kiosko

La Opinión de Zamora

En busca de los "cabecillas" de la rave de Argusino

La acampada de más de tres mil personas y un millar de vehículos se alarga hasta el martes

40

GALERÍA | Así es la fiesta "rave" en Argusino Jesús Casaseca

La Guardia Civil investiga la organización de la fiesta "rave" que se celebra en Argusino desde el viernes sin autorización ninguna. Las gestiones se están realizando desde el mismo viernes, cuando comenzaron a instalarse autocaravanas en la zona seca del embalse de Almendra a fin de localizar a los organizadores del evento. La acampada de más de 3.000 personas y un millar de vehículos -entre caravanas y camiones, sobre todo- se alargará hasta mañana, martes.

A lo largo del fin de semana han continuado llegando vehículos que, ante la imposibilidad de aparcar en la zona de la ermita buscan acomodo en caminos y fincas de los alrededores, en el término de Salce.

Nunca en la emita de Argusino y en el solitario entorno del embalse de Almendra, con un nivel muy bajo, se había visto tan variopinta escena. Un millar de vehículos –750 dentro del festival y 250 fuera– según la Guardia Civil y casi tres mil almas –otras fuentes elevan a cinco mil– concentrados para disfrutar de una fiesta “rave” sin autorización. Día y noche al son de la música electrónica que sale de seis escenarios y que continúa hoy domingo, 15 de agosto. La celebración puede prolongarse hasta el martes.

40

Fiesta "rave" en Argusino Jesús Casaseca

Conciencia ambiental

Llama la atención la "conciencia ambiental" en la zona cero de la fiesta: bolsas de basura junto a los vehículos y una cuadrilla que se encarga de recoger toda la basura para que no quede ni rastro. Esta es una de las preocupaciones que reina en la zona ante el temor de que se convirtiera en un basurero.

Así amanecen en la zona los participantes en la "rave", donde "viven" en caravanas, autocaravanas y tiendas de campañas desplegadas por la zona aunque, sobre todo, la vida se hace en al aire libre. La música sigue sonando:

Argusino, este domingo. Lorenzo Ferrero

A una prudente distancia, en los accesos principales a la zona del embalse, un espectacular despliegue de Guardia Civil, con refuerzos de otras provincias. Durante la noche casi una veintena de patrullas en controles de acceso y seguridad ciudadana, controles de alcohol y drogas. La presencia de la Benemérita aumentó ayer sábado, con una treintena de patrullas. No obstante, los controles de los agentes siguen hoy, lunes, y allí seguirán hasta la finalización de la fiesta.

Sobre estas líneas, uno de los escenarios, ayer por la mañana. A la derecha autocaravanas, jaimas y tiendas acampadas | Foto José Luis Fernández

El desembarque de autocaravanas, campers, furgonetas, tiendas de campaña, voluminosas casas rodantes, coches y hasta algún autobús, había comenzado en la zona seca del pantano la tarde del viernes, ante el desconcierto de los pueblos del entorno que no daban crédito a semejante movimiento. No paraban de llegar. Casi el cien por cien, extranjeros con matrículas belgas, francesas e italianas.

La música electrónica estalla en Argusino

Algunos más de Portugal y de distintos puntos de España. La llamada a través de las redes sociales corrió como la pólvora. A algunos les había bastado con recibir un mensaje de la ubicación, aunque el grupo principal se formó vía Telegram.

VÍDEO | Así amanece este sábado la fiesta rave en Argusino: despliegue de tiendas y caravanas

VÍDEO | Así amanece este sábado la fiesta rave en Argusino: despliegue de tiendas y caravanas I. G.

Tal era la oleada de vehículos camino de la ermita de Argusino que la situación empezó a desbordarse la tarde del viernes al mismo tiempo que desembarcaban patrullas de la Guardia Civil.

Y llegó la noche del viernes. El espectáculo de música y luces, con potentes equipos de sonido, continuaba por la mañana ante con la presencia de algún curioso de la zona que a duras penas pudo llegara la “zona cero”.

La música electrónica estalla en Argusino

Fueron testigos de la disciplina con la que se depositaban botellas y basuras en bolsa, pero de la misma manera del lanzamiento de una bengala, barbacoas, malabares con fuego y lumbres en la arena. Todo ello a pesar de que en la zona ayer se veían carteles pidiendo que no se hiciera fuego y que se respetada el acceso al recinto de la ermita.

VÍDEO | Música electrónica, luces y hasta alguna pequeña fogata: la noche "rade" en Argusino

VÍDEO | Música electrónica, luces y hasta alguna pequeña fogata: la noche "rade" en Argusino L. F.

El fuego era uno de los riesgos que corría tal concentración humana, especialmente ayer cuando al Junta declaraba “riesgo extremo” de incendios forestales debido a los fuertes vientos y altas temperaturas. “Aquello es un secarral, se puede preparar en cualquier momento” comentaba un sayagués que merodeaba por la zona, al igual que un grupo de ciclistas de “La Trilla”, de Muga de Sayago.

Despliegue de Guardia Civil en la "rave" de Argusino JOSE LUIS FERNANDEZ

Por la mañana, con la música de fondo sin parar, la tranquilidad reinaba en la zona. Muchos acampados dormían después de una noche de fiesta total. Otros paseaban a los perros, se empezaban a montar los puestos de tiendas de ropa, piercing o comida rápida.

Riesgo de incendios

La delegada de la Junta, Clara San Damián, confirmaba a este diario que el mismo viernes dirigió una carta al subdelegado del Gobierno transmitiendo la “preocupación” por el elevado riesgo de incendios y llamando a “extremar al máximo las precauciones. Una concentración de este tipo es muy peligrosa” apuntaba San Damián.

Pese a la multitud y el gran espectáculo nocturno, la Guardia Civil confirmaba la ausencia de incidentes destacables la primera noche de la gran fiesta. Solo hubo que asistir a un menor que tuvo que ser acompañado por los agentes al centro de salud debido a la picadura de un insecto, ya que era alérgico.

Fiesta "rave" de Argusino JOSE LUIS FERNANDEZ

“Se han realizado gran cantidad de identificaciones y se han formulado las denuncias administrativas que se han observado en diferentes ámbitos” apuntaban fuentes de la Benemérita, sin especificar las infracciones.

La memoria de Argusino

Por los pueblos del entorno, Salce, Carbellino o Villar del Buey, la multitudinaria concentración provocó reacciones de todo tipo. Especialmente dolió la “invasión” a los hijos y descendientes de Argusino que hubieron de renunciar a su fiesta de convivencia en el entorno de la ermita para trasladarla a Villar del Buey. Pensaban recordar el 55 aniversario de la desaparición del pueblo bajo las aguas del embalse de Almendra.

Alguien se encargó de informar a algunos de los asistentes que allí, a pocos metros del embalse, hubo un pueblo y una vida hasta 1967.

Compartir el artículo

stats