Kiosko

La Opinión de Zamora

Los amores de Sejas de Aliste según Ricardo Segundo

Los vecinos recrean “El baile de la boda”, obra maestra del pintor, que llegó al pueblo en 1927 y se convirtió en un vecino ilustre

Los vecinos de Sejas recrean el cuadro “El baile de la boda”. | Ch. S.

Vecinos de Sejas recrearon, coincidiendo con sus fiestas patronales de San Lorenzo, “El baile de la boda”, la obra maestra del pintor Ricardo Segundo, que dedicó la mayor parte de su vida a retratar a los hombres y mujeres de Aliste para dejar constancia gráfica de la indumentaria tradicional alistana, sus paisajes y sus costumbres.

La obra de Segundo refleja certeramente el día más importante: cuando el novio y la novia se dan el sí quiero para formar un hogar y una nueva familia, una fiesta que se extendía antaño durante tres días.

Arriba, el diputado provincial de Cultura, Jesús María Prada, sostiene el Ramo de la boda junto al exdiputado del mismo área, José Luis Bermúdez. Abajo, dos de los pintores que participaron en la iniciativa “Pintando en Sejas”.

Ricardo Segundo García nació en Madrid en 1903 y se formó en la Academia de Bellas Artes de San Fernando, donde ingresó con 14 años, junto a otro ilustres de la época como lo fueron Julio Romero de Torres y Joaquín Sorolla. Pasó impartiendo clases por Barcelona y Valdepeñas, sin embargo se quedó prendado de Sejas de Aliste en 1927.

El origen del “Baile de la Boda” estaría ya próximo a cumplir sus primeros cien años. En 1927 Ricardo Segundo acompañó a Aliste al cineasta Leopoldo Alonso con vistas a grabar escenas para la serie documental “Estampas españolas” quedándose prendado al grabar una boda típica alistana en Sejas. Inmediatamente comenzó a rondar en su cabeza la idea de recrearla.

Su primer logró fue convencer a la Escuela Madrileña de la Cerámica en 1928 para realizar sus cursos de verano en Sejas y en 1930 en Carbajales, un revuelo social, cultural y económico para todo Aliste y Alba.

Fue en 1943 cuando el ilustre pintor decide instalarse en Sejas de Aliste y montar allí su taller de pintura.

Los amores de Sejas de Aliste Chany Sebastián

El “Baile de la boda” representa en esencia pura lo que antaño era un casorio en Aliste. En un primer plano aparecen los dos novios, sentados en una banquilla cogidos de la mano. Sobre la banquilla reposa la capa de parda de honras y respeto que él portó para ir hasta el altar de San Lorenzo.

Enfrente el padre observa a la madre llorando de emoción. La música, cómo no al son de la gaita del fole, las conchas y el tamboril, con unas gallinas, a lo suyo, buscando su alimento en el suelo. Y cómo no al fondo el baile y un mozo tirando un cohete.

Los amores de Sejas de Aliste

Ricardo Segundo hizo seis interpretaciones entre la de 1943 y 1983, y la última está expuesta en el Palacio de la Encarnación de la Diputación de Zamora.

La recreación de “El Baile de la Boda” fue un éxito y el encargado de llevar el ramo fue el diputado provincial de Cultura y Turismo, Jesús María Prada Saavedra.

Gloria García Pertejo, hija de Ricardo Segundo y organizadora de "Pintando en Sejas".

Gloria García Pertejo, hija de pintor, ha dirigido un año más, entre el 4 y el 11 de agosto “Pintando en Sejas”, un taller en el que 15 pintores profesionales y aficionados llegados de Salamanca, Valladolid, Madrid y Zamora acometieron trabajos de campo, recogiendo en sus cuadernos y lienzos, al aire libre, distintos paraje de Sejas (Fuente la Vega, El Castro y Las Pozas), en el “Monte de Sahú” de Alcañices y en Quintanilha. Técnicas con acuarela, óleo, acrílico y tinta con agujas.

Este año 2022 la intervención personalizada dentro del pueblo de Sejas se centraba en la obra “Bebiendo la robla”. Se trata de una costumbre típicamente alistana donde un agricultor y ganadero propietario de un jato (ternero) y un tratante de ganado, tras llegar a un acuerdo para la compra-venta y refrendado con el apretón de manos, sellan el pacto tomando un trago de una jarra de vino. Ricardo Segundo pintaba el óleo original en los años 40 del siglo XX. Ochenta años después la actuación colectiva se realizó en el mismo corral donde su autor creó la obra original.

Cuatro personas se fotografían con la recreación del cuadro "Bebiendo la robla".

Pintando en Sejas ha servido para homenajear a Margarita Pertejo Seseña, esposa del pintor costumbrista, coincidiendo con el centenario de su nacimiento. De amplia formación artística la zamorana pasó por estudios de Madrid, Barcelona y Salamanca y convivió en la Escuela de Arte de San Ildefonso. Ella fue quien abrió “La perla del Duero”, primera academia para mujeres artistas en Zamora.

Exposición en Sejas.

Ricardo Segundo tuvo la suerte, recuerda su hija Gloria García Pertejo, de “convivir con la Generación del 27 que buscaban que los orígenes no desaparecieran, que no se perdieran las tradiciones”. La obra de este madrileño de nacimiento y alistano de adopción y corazón es ya parte de la historia de Sejas y del resto de a comarca. Su obra “La niña hilandera” está en el Museo Nacional de Chile.

Aliste cautivó hace ya 97 años con su riqueza paisajística, su cromática, sus gentes y ancestrales ritos a Ricardo Segundo.

Compartir el artículo

stats