Kiosko

La Opinión de Zamora

La Virgen de las Nieves, entre flores y abanicos, vuelve a la calle

El día grande de La Bóveda de Toro reúne a todos los vecinos para celebrar la procesión de la patrona del pueblo

1- Los vecinos acompañando a la Virgen por las calles del pueblo. 2- Los bovedanos ofreciéndole flores a la Virgen. 3- La reina y las damas de las fiestas durante la celebración de la misa. 4- Más vecinos ofreciéndole flores a las Virgen. 5- Celebración de la misa. 6- La Virgen por las calles de La Bóveda. | Ana Burrieza

La Virgen de las Nieves volvió a salir por las calles de La Bóveda tras dos años de pandemia. El día más esperado de los bovedanos se sumió en alegría y emoción por volver a celebrar la procesión de la patrona del pueblo.

La Virgen de las Nieves, entre flores y abanicos, vuelve a la calle

No faltaron la ofrenda floral de los asistentes para rendir su homenaje y renovar su devoción, y tal fue las ganas de los vecinos que la iglesia se abarrotó de gente, según explican con emoción los asistentes.

La Virgen de las Nieves, entre flores y abanicos, vuelve a la calle

A golpe de abanico y entre ofrenda y ofrenda tuvo lugar una celebración a la que acudieron todos los públicos. Tanto los jóvenes como las peñas lograron crear un ambiente especial que quedará para el recuerdo como “un día muy bonito que teníamos muchas ganas de celebrar”, reconocen los bovedanos.

La Virgen de las Nieves, entre flores y abanicos, vuelve a la calle

La misa, que se celebró a las 12 de la mañana, contó con la presencia de la reina y las damas de las fiestas y de las autoridades locales, con la alcaldesa, María Jesús Riesco, a la cabeza.

La Virgen de las Nieves, entre flores y abanicos, vuelve a la calle

Tras la celebración de la misa, los bovedanos salieron a la calle para acompañar a la Virgen de las Nieves encabezada por los cofrades.

La pandemia frenó una festividad que no solo constituía las fiestas patronales, sino que era un motivo de peso para volver a reunir a los vecinos y a todos aquellos que viven fuera. Sin embargo, este año pudieron conmemorar los viejos tiempos y brindar por todos los buenos que vendrán.

Con este acto, que logró unir a todos los vecinos, se celebró “el día grande” de las fiestas de La Bóveda y que continuó por la tarde con el tradicional encierro urbano con dos toros de cajón. Un espectáculo que también reune a todos los aficionados taurinos.

La Virgen de las Nieves, entre flores y abanicos, vuelve a la calle

No obstante, La Bóveda conocida por los toros y la música, continuará hoy con el encierro urbano a las 11 horas de la mañana y que cerrará el día con un concurso de cortes y la macrodiscoteca “Escarlata”. El domingo tendrá lugar el encierro campero y el vermut torero acompañado de un charanga por los bares para amenizar la tarde.

Compartir el artículo

stats