Kiosko

La Opinión de Zamora

Fiestas de Venialbo: todos a una con las talanqueras

Una treintena de vecinos colabora con el Ayuntamiento en la instalación de las talanqueras a lo largo del recorrido urbano

Instalación de las talanqueras en Venialbo y comida posterior ofrecida por el Ayuntamiento | J. V.

Hay que remontarse al verano de 2019 para ver una escena semejante. Han sido dos años en blanco. La pandemia dejó los toros en las fincas y a las orquestas sin voz.

Hasta este agosto de 2022 cuando muchos pueblos recuperan toda la vitalidad, especialmente durante las fiestas patronales.

Los encierros vuelven a las calles de Venialbo

Y Venialbo no es un excepción. El Ayuntamiento volvió a solicitar la colaboración de los vecinos para la colocación de las merinas. Un llamamiento al que respondieron unos 30 vecinos que colocaron las barreras en la plaza y la bajada del caño, por donde discurren los encierros que ya forman parte del programa de las fiestas de Nuestra Señora de la Asunción y San Roque.

Los encierros vuelven a las calles de Venialbo

El trabajo, a prestación personal, fue recompensado con una merienda ofrecida por el Ayuntamiento. “Las fiestas son cosa de todos, es bueno que todo el mundo que pueda aporte su granito de arena” defiende el alcalde Jesús Vara.

Los encierros vuelven a las calles de Venialbo

Así, unos ponen la mano de obra cargando con las talanqueras y colocándolas a lo largo de la calle, alrededor de cuatrocientos metros de cerramiento hasta la plaza. Hay merinas que se mantienen fijas todo el año, al no entorpecer ninguna actividad, y solo se colocan las del recorrido urbano, desde la pradera hacia el frontón y la bajada del caño hasta la plaza.

Otros se encargan de los banderines, otros de la instalación de las luces, hay establecimientos que asumen la cartelería. Y quien hace una aportación económica para ayudar a sufragar gastos.

“La colaboración es fundamental, sin el apoyo de los vecinos las fiestas no serían las mismas” defiende el regidor de Venialbo.

La instalación del cerramiento significa la cuenta atrás de unas fiestas donde los encierros por la pradera y las calles serán uno de los platos fuertes. Este año se han programado hasta cuatro espectáculos taurinos, los días 14, 15 16 y 17 de agosto. El 14 y 17, encierros mixto de tres toros más seis bueyes. El lunes, 15 de agosto, hará encierro urbano nocturno, con dos toros. Y el martes, 16, encierro urbano con dos toros y dos vacas. Este sábado, 6 de agosto, llega la hora del flamenco.

Compartir el artículo

stats