El Monasterio de Moreruela, San Pedro de la Nave o la iglesia de Santa Marta son espacios donde este verano se podía disfrutar de conciertos.

Se trata de la edición Jacobea de "Las Piedras Cantan’" , que avanza con cerca de 40 nuevos conciertos gratuitos en verano en Castilla y León para los próximos meses de verano, de julio a septiembre. Ocho de los nuevos conciertos serán en la provincia de Zamora, que contará con actuaciones en lugares tan emblemáticos como el Castillo de los Condes de Benavente, San Pedro de la Nave o los monasterios de Moreruela y Santa Marta de Tera. 

El Hostal de San Marcos de León ha acogido hoy la presentación de un nuevo trimestre de conciertos de este festival, que organiza la Fundación Santa María la Real con la colaboración de la Junta de Castilla y León y de la Fundación Banco Sabadell.

Uno de los objetivos del ciclo es acercar la música y el patrimonio a residentes, turistas y peregrinos del Camino a Santiago. De ahí que se vayan a programar hasta el año que viene 70 conciertos en lugares patrimoniales de las rutas jacobeas a su paso por Castilla y León.  Este verano habrá conciertos en lugares tan emblemáticos como la Plaza de San Fernando en Burgos, el Palacio Real Testamentario, la iglesia de San Pedro de la Nave, el Monasterio de Moreruela, los castillos de Coca y de Ponferrada o Villalcázar de Sirga.  

En la presentación, han participado el director general de Turismo de la Junta de Castilla y León, Ángel González Pieras; el director del área de Turismo, Cultura y Patrimonio de la Fundación Santa María la Real, Víctor Álvarez; y la directora de la Fundación Banco Sabadell, Sonia Mulero. 

El proyecto echó a andar el pasado abril con tres objetivos: dinamizar el arte y el patrimonio a través de la música, potenciar a los jóvenes artistas y dar a conocer lugares patrimoniales únicos, de gran interés histórico, vinculados a las rutas jacobeas.

Para cumplir esos retos, se van a programar un total de 70 conciertos en 70 localizaciones relacionadas con los diferentes Caminos a Santiago que atraviesan Castilla y León. Aún inmersos en la primera tanda de conciertos -que se están desarrollando con notable éxito de público- el festival ha dado a conocer hoy 37 nuevos recitales para los meses de julio, agosto y septiembre.  

Del Castillo de Ponferrada a San Pedro de la Nave

Así, este verano habrá conciertos en lugares tan emblemáticas como la Plaza de San Fernando de Burgos, al lado de la catedral; el Palacio Real Testamentario de Medina del Campo; las ruinas del monasterio cisterciense de Moreruela y la iglesia de Santa Marta de Tera. Otros lugares destacados serán los castillos de Coca y de los Templarios, en Ponferrada; Villalcázar de Sirga y San Pedro de la Nave, joya de la arquitectura visigótica ibérica; aunque hay muchos más. 

En cuanto a los artistas, han destacado “la variedad de estilos y formatos elegidos”, que van desde el rock-metal de Carlos Escobedo, miembro de la mítica banda Sôber; al canto gregoriano de Schola Antiqua, pasando por el folk castellano de Nacho Prada o la fusión de rumba, pop y flamenco del dúo de cantautores TéCanela; entre otros.

En esa búsqueda de la diversidad y de atraer a un público intergeneracional, también habrá tiempo para la improvisación, con dos “Pianos Peregrinos” en Burgos y León, y propuestas relacionadas con otras disciplinas artísticas como la danza, el teatro o la poesía. El programa completo se puede consultar en la web del proyecto: www.laspiedrascantan.es.

Patrimonio de Castilla y León

Durante la presentación, todos destacaron que este ciclo representa una oportunidad única para el turismo y la economía de la región debido al poder de atracción del Jacobeo y que la realización de los setenta conciertos será “la mejor campaña de promoción para el patrimonio cultural castellano leonés”.

Otros de los aspectos en los que incidieron fue la capacidad del patrimonio y la cultura como ejes vertebradores de desarrollo, así como la firme apuesta del ciclo para seguir dinamizando la conocida como España Vaciada. Muchas de estas localidades, especialmente las más pequeñas, no podían acceder a una programación cultural de calidad. Ahora, gracias a esta iniciativa, podrán darse a conocer y ofrecer “una experiencia inolvidable a turistas y peregrinos” que garantizará que regresen en un futuro próximo.

Visitas guiadas y talleres musicales

Además de llevar la música a los Caminos a Santiago, el proyecto busca involucrar a la sociedad en el conocimiento y puesta en valor de su patrimonio. Por ello, cada concierto va precedido de una visita guiada gratuita a los lugares donde se desarrollarán los recitales y de talleres musicales y de educación patrimonial enfocados a diferentes públicos. Para participar en estas actividades, de plazas limitadas, hay que inscribirse previamente a través de la web del proyecto. 

A modo de ejemplo de los que son Las Piedras Cantan, la presentación se cerró con una breve actuación musical. Las encargadas de llenar de música el Hostal de San Marcos fueron Paula Gómez y Silvia Sanjuán, dos de las integrantes del grupo folk Triguiñuelas, uno de los participantes en el festival.