Kiosko

La Opinión de Zamora

Ucrania y Sanabria estrechan lazos

Familias refugiadas de la guerra comparten con los locales una jornada de convivencia en Robleda-Cervantes

Los niños juegan al fútbol en el campo de Robleda durante la tarde de convivencia. | Araceli Saavedra

Las familias ucranianas acogidas en la comarca de Sanabria y Carballeda, junto con las familias españolas que les han abierto sus puertas, compartieron este miércoles una jornada de convivencia en Robleda-Cervantes. Una imagen que resume esta velada es la foto de las dos niñas, española y ucraniana, que posaron abrazadas y formando un corazón con sus manos, con una inmensa sonrisa delante de los colores de la bandera de cielo azul y campo amarillo.

Cerca de 70 personas, niños y mayores, se sumaron a este encuentro que era necesario para conectar a todos los grupos familiares, dispersos por diferentes pueblos de la amplia comarca. A lo largo de las semanas que han transcurrido desde su llegada han ido contactando, poco a poco, unas familias con otras pero no habían tenido hasta ahora oportunidad de encontrarse todos.

Jornada de convivencia en Robleda-Cervantes. | A. S.

Voluntarios de la comarca de ayuda por Ucrania organizaron esta velada donde lo principal fue que pudieron hablar entre ellos, contar sus experiencias y degustar una merienda típica española de embutido, tortilla y dulces, alguna pizza. No faltó la presencia de algún plato típico ucraniano preparado por una de las nuevas vecinas. Los españoles desconocen la música ucraniana, salvo la canción ganadora de Eurovisión, no así los ucranianos que conocen algunas canciones de música latina. 

Merienda junto al campo de fútbol de Robleda-Cervantes. | A. S.

La falta de conocimiento mutuo de las lenguas no representó un obstáculo insalvable ya que en esta ocasión hubo una familia ucraniana afincada en Robleda, desde hace años, que sirvió de puente lingüístico para el entendimiento, sumado a los traductores de los móviles y el balón de fútbol. Niños y adolescentes intercambiaron el idioma más universal que existe, los juegos infantiles en el parque de columpios y el partido de fútbol en el mítico campo de Robleda.

La mayor parte de los niños se han escolarizado en los centros educativos de Primaria y Secundaria de la comarca aprendiendo la lengua española en estas últimas semanas de curso escolar. Los adultos participan en su mayoría en las clases de español además de empezar a trabajar.

Compartir el artículo

stats