Kiosko

La Opinión de Zamora

Sayago, territorio arguediano

El agregado cultural de la Embajada de Perú en España visita Bermillo y Muga, donde el antropólogo José María Arguedas vivió en 1958 para escribir un libro de referencia que se acaba de reeditar

Por la izquierda Isabel Bernardo, Alberto Jambrina, Maruja San Lucas, José C. Vilcapoma, Domingo Carvajal y Eduardo González Viaña en Bermillo. | Cedida

La estela de José María Arguedas vuelve a Bermillo y Muga, a ese rincón de la comarca de Sayago que en 1958 fue campo de trabajo para un antropólogo de referencia y escritor de culto en su Perú natal.

Son frecuentes las visitas de peruanos y seguidores de la obra de Arguedas a la tierra donde se pasó seis meses, en una experiencia pionera en la zona, para conocer la vida de sus gentes e intentar establecer simetrías entre comunidades andinas, de Ayacucho y el Valle el Mantaro, con las comunidades de Bermillo, Muga y el alistano pueblo de San Vitero.

Cada vez más arguedianos peregrinan tras los pasos del investigador que se alojó en la antigua posada de arrieros de Bermillo y en de Muga, y convivió con aquellas gentes sencillas estableciendo un magnetismo perenne en los sayagueses que conocieron al escritor y sus familias. Solo viviendo y nutriéndose de la vida de los sayagueses, en su día a día como uno más, Arguedas podía armar un preciso cuadro sobre la sociedad rural y realizar un trabajo que es un clásico de la antropología peruana.

Es la razón de que hayan recalado en Bermillo altos representantes de la Embajada de España en Perú, El último, el agregado cultural de la Embajada de Perú en España, Eduardo González Viaña, junto al antropólogo José Carlos Vilcapoma, que fue viceministro de Interculturalidad y Rector de la Universidad Agraria La Molina, donde dio clases Arguedas.

De la mano de Alberto Jambrina, ferviente arguediano y estudioso de la obra, y de miembros de la asociación “La Mayuela” de Bermillo que ha rescatado la figura de Arguedas en Zamora, los peruanos conocieron lugares que fueron referencia en el trabajo de campo etnográfico que estableciera una comparación entre la vida campesina de Castilla y las comunidades andinas.

Jambrina, González Viaña y Vilcapoma | Cedida

Tras la visita a Sayago, González Viaña, ha escrito una reflexión donde destaca el calado de la huella de Arguedas en Sayago. “El cariño de los naturales, que siempre se siente en España, y las semejanzas con la comunidad donde se criara, debieron hacer encantadora su vida. Sin embargo, algunos hechos la afeaban. Debía presentarse semanalmente ante la Guardia Civil porque su ficha política revelaba que, en el Perú, había expresado solidaridad con la República, y era la época cruel del franquismo”.

Acompañado por el antropólogo peruano José Carlos Vilcapoma e invitado por el músico Alberto Jambrina, el agregado cultural de la Embajada de Perú en España se confiesa impresionado por el reconocimiento de José María Arguedas en Bermillo y Muga, tanto por la memoria de sus gentes como a través de las placas conmemorativas, una de las cuales lleva el nombre del embajador Claudio De la Puente. “La gente nos señaló la posada donde había vivido, el lugar donde solía detenerse a pensar, las casas de sus mejores amigos, el nombre del platillo que saboreaba en la fonda del pueblo” cuenta Eduardo González Viaña.

Revela Alberto Jambrina sobre la visita, lo enriquecedoras que fueron las conversaciones con Domingo y María Jesús Carvajal, hijo y nieta del tendero que intimó con José María Arguedas o Maruja de San Lucas, la mujer de Nazario, el banquero amigo de Arguedas o Teresa Martín en Muga.

Incluso pudieron ver algún ejemplar de la tesis sobre “Las comunidades de España y el Perú” que se conserva como un tesorillo en algunas casas, pues “los naturales habían conseguido que un librero peruano les enviara doscientos ejemplares, y se los habían repartido” relata el agregado cultural de la Embajada de Perú en España.

Especial impresión causó el lugar donde reflexionaba y escribía el escritor. “Vi la higuera que crecía junto a la iglesia y que, en nuestro tiempo, se ha borrado, pero juro que la vi. Como es tradición hispana, junto a ese árbol se decidía la marcha de la comunidad” escribe González Viaña. “Me he propuesto dar una charla sobre el Perú en cada lugar de España al que viaje. Lo he hecho semanalmente en el parque del Retiro. Sin embargo, en este rincón de Zamora, fue una higuera de España la que me dio una lección de vida”.

“Fascinación por Arguedas”, el texto de la Embajada de España. | LOZ

La visita de los arguedianos a Bermillo y Muga coincide con la presentación en Lima de una nueva edición de “Las comunidades de España y el Perú”, acto que ha contado con la presencia del embajador de España en Perú, Alejandro Alvargonzález y la antropóloga Cecilia Rivera.

Cuentan desde el otro lado del Atlántico cómo a lo largo del acto, en el Centro Cultural de España en Lima, fueron constantes las referencias a Bermillo y Sayago en general. La Embajada ha impulsado y colaborado en esta reedición que incluye anexos con fotografías inéditas realizadas por el autor y una serie de documentos poco conocidos. José María Arguedas se interesó por Sayago porque, a finales de los años 60 del siglo pasado, se mantenía todavía un sistema comunal de explotación de la tierra. Durante meses recogió testimonios e hizo “miles de anotaciones, mantuvo animadas conversaciones con lugareños, participó en sus celebraciones, compartió sus vidas y cientos de fotografías de un alto valor antropológico y artístico” destaca el texto de la Embajada de España en Perú que lleva por título “Fascinación por España. José María Arguedas en Zamora y la comarca de Sayago”.

Para los estudiosos esta tesis, realizada gracias a una beca de la Unesco, es un trabajo pionero que “ha situado en el mapa a Sayago” como recordara el fallecido Jesús Santiago Panero, hijo de la posadera de Bermillo donde se alojó el antropólogo en el año 1958. La nueva edición de “Las comunidades de España y el Perú” incluye un dossier de material inédito, como noticias de la presencia de Arguedas Sayago, Aliste y otros puntos de España, así como valioso material fotográfico producido por el mismo Arguedas.

MÁS SOBRE LA HUELLA DE ARGUEDAS EN SAYAGO

Más en OZ+

Compartir el artículo

stats