Kiosko

La Opinión de Zamora

Municipios de la Red de Conjuntos Históricos, en busca de un Libro Blanco de Buenas Prácticas

Representantes de municipios “singulares” participan en una reunión en Villardeciervos y abogan por armonizar patrimonio y buenos servicios

Reunión de representantes de la Red de Municipios Históricos, celebrada ayer en Villardeciervos. | Araceli Saavedra

La delegada Territorial de la Junta, Clara San Damián, abrió la jornada de trabajo del primer Libro Blanco de Buenas prácticas para la Gestión de los Conjuntos Históricos de Castilla y León, organizada ayer en Villardeciervos, en el marco de las jornadas de trabajo programadas desde la Red de Conjuntos Históricos.

San Damián señaló que se han destinado 56.000 euros para elaborar el Libro Blanco.

La responsable de la Junta señaló “la importancia” y “riqueza de nuestro patrimonio” que “centra buena parte del trabajo de la Junta” presente en la Comisión de Patrimonio “por poner un ejemplo de la relevancia del patrimonio en la provincia, llevamos a la última Comisión 52 expedientes”. Subrayó la labor vigilante de la Junta y la aplicación de “un sistema garantista” que “poca gente entiende pero que permite precisamente tener unos pueblos declarados de interés. Si no protegemos no podemos garantizar que cumplamos los requisitos para ser patrimonio”.

En este encuentro participaron representantes municipales y de las áreas de turismo y desarrollo de Alcañices, Fermoselle, Puebla de Sanabria y el Ayuntamiento anfitrión además de la Jefe de Servicio de Patrimonio, Pilar Alonso, y el técnico del servicio Territorial, Luis Pichel. El desarrollo de los aspectos técnicos correspondió a David Muriel, Adrián Carrasco y Javier Quintana, en representación de la empresa que desarrolla la redacción del Libro Blanco, AEICE y Patrimonio Inteligente.

Museos

Clara San Damián señaló estos municipios que son “pueblos y ciudades con un patrimonio histórico bien conservados, museos vivos que nos muestran las huellas de nuestro pasado y al mismo tiempo albergan la vida de hoy”. Habitantes y autoridades de los municipios Conjuntos Históricos “Zamora, Toro, Fermoselle, Villardeciervos, Alcañices y Puebla, al igual que otras muchas localidades de la región, saben que las viviendas, el comercio, el tránsito de personas y vehículos, la necesidad de conservas y la necesidad de renovar los edificios que los componen han de contemplarse con un gran cuidado por quienes tienen que gestionar ese complejo entorno”.

Diagnóstico

Del resultado de estas reuniones celebradas en las diferentes provincias el resultado será un “documento práctico” como concretó David Muriel. En una primera fase de la hoja de ruta marcada por la Red, en colaboración con la Dirección General de Patrimonio, se acordó “establecer un diagnóstico participado de cuál es la situación de los Conjuntos Históricos para establecer de cara al futuro una estrategia compartida, Junta de Castilla y León-Red de Conjuntos, para promocionar, ayudar, apoyar e impulsar las iniciativas conjuntas.

Entre las intervenciones previas señalar las palabras del alcalde de Fermoselle como “preámbulo”, José Manuel Pino, “el hecho de ser Conjunto Histórico, que se le ha visto en muchas ocasiones como un problema más que como una oportunidad, y creo que hay que darle la vuelta totalmente. Me estoy refiriendo no a los que se contempla desde fuera, Fermoselle en este caso es Conjunto, me estoy refiriendo al uso diario de ese título, que se ha colgado en cada una de las casas de nuestro pueblo y que la gente lo mira con recelo”.

Queremos ver pueblos vivos y queremos vivir en los pueblos y tener pueblos vivos

decoration

Todas las medidas de protección y conservación “somos los primeros interesados en mantener un pueblo bonito, pero hay una parte que tenemos que tener en cuenta siempre, que vivimos en el siglo XXI. Tenemos que poner en la misma balanza lo que es prevención y mantenimiento de nuestro patrimonio cultural y arquitectónico con nuestro desarrollo”. Y como adelanto al debate posterior de trabajo interpeló por las energías renovables y las placas de autoconsumo en viviendas “lo dejo encima de la mesa”.

Contestó la Delegada que “la convivencia de las dos cosas debe lograrse porque no podemos mantener la Historia tal y como la tenemos y a la vez pedir el desarrollo de los pueblos en las nuevas tecnologías. Ese es el equilibrio que hay que buscar, proteger lo que tenemos y permitir que los pueblos evolucionen”. Y para ejemplificar “no se puede ver el cable pero tiene que haber fibra óptica en los pueblos”.

La técnico de Turismo del Ayuntamiento de Puebla, Teresa Del Estal, planteó “queremos ver pueblos vivos y queremos vivir en los pueblos y tener pueblos vivos”. El Teniente de alcalde, Pedro Castronuño, profundizó en este aspecto en la puesta en común de la misma problemática en los Conjuntos “y tenemos que lograr nuestros vecinos sean los primeros orgullosos de esa marca de calidad, si no participamos con ellos o ellos no van de la mano con nosotros va a ser difícil mantener el Patrimonio”.

Compartir el artículo

stats