Kiosko

La Opinión de Zamora

Reto demográfico en Zamora

Estos son los pueblos de Zamora seleccionados para desarrollar un proyecto contra la despoblación de Castilla y León

Ayuntamientos de Sanabria-La Carballeda, Sayago, La Guareña, Tierra del Pan y Tierra del Vino responden a la iniciativa Arraigo, que realizará un estudio del territorio

Un gato sube por una calle vacía de Fermoselle, uno de los pueblos seleccionados en el proyecto. | J. L. Fernández

Diecinueve ayuntamientos de la provincia de Zamora –la mitad de ellos de la comarca de Sanabria-La Carballeda– han sido seleccionados para desarrollar el Proyecto Arraigo. Una iniciativa encaminada a crear oportunidades que favorezcan el asentamiento de nuevos pobladores en el medio rural.

Los ayuntamientos son: Asturianos, Hermisende, Lubián, Palacios de Sanabria, Pías, Rosinos de la Requejada, Villardeciervos, Manzanal de los Infantes, Puebla de Sanabria, Fresno de Sayago, Villar del Buey, Fermoselle, Muga de Sayago, Almeida de Sayago, Venialbo, Guarrate, Sanzoles, Villaseco del Pan y Almaraz de Duero. Además de Sanabria-La Carballeda, destaca la representación de la comarca de Sayago, y en menor medida La Guareña y Tierra del Pan y Tierra del Vino.

Los 19 municipios se han seleccionado entre los más de 40 que respondieron a la carta enviada el pasado verano a todos los alcaldes de la provincia para ofrecer la posibilidad de participar en un proyecto nacido con la misión de “contribuir a dar vida al campo y a los pueblos a través de una repoblación sostenible”. Los interesados cumplimentaron una ficha de recursos de sus propios municipios, algunos aportando abundante información, demostrando un verdadero interés por el proyecto y un alto grado de implicación.

El objetivo es contribuir a dar vida al campo y a los pueblos a través de una repoblación sostenible

decoration

Para fortalecer el interés de los posibles pobladores se consideran fundamentales ciertos factores como que el municipio cuente con alguna vivienda de alquiler a disposición para acoger a los nuevos vecinos; así como una persona responsable, de contacto, por parte del Ayuntamiento, para hacer un seguimiento.

Los 19 municipios zamoranos entran en la II Fase del Proyecto Arraigo, que cuenta con el apoyo de la Diputación de Zamora. El reto demográfico se presenta como el mayor problema y no es el momento de quedarse de brazos cruzados.

A partir de ahora se trata de realizar un anteproyecto que contribuya a diseñar y planificar la mejor estrategia para revertir la despoblación y el envejecimiento de la provincia. Arraigo plantea un estudio del territorio de la mano de la Diputación y con la base de los municipios seleccionados.

Ya se cuenta con una información muy valiosa, aportada por los propios ayuntamientos en su fase inicial, relativa a sus características, recursos, servicios, disponibilidad de espacios, oportunidades de trabajo. Esa base permitirá al equipo técnico la realización del estudio del territorio, que no tendrá coste alguno y se abordará mediante visitas presenciales a los ayuntamientos y reuniones con las personas de contacto de cada uno de los municipios.

La iniciativa acompaña a los municipios conectándolos con personas con perfiles diversos que quieren ser nuevos vecinos

decoration

El Proyecto Arraigo acompaña a los municipios conectándolos con personas con perfiles diversos que quieren ser nuevos vecinos. Durante el proceso se crea una red de apoyo para favorecer el arraigo de los nuevos pobladores. Se trata de un proceso que requiere un tiempo y donde el Ayuntamiento y el alcalde son aliados claves.

La falta de relevo generacional, la creación o mantenimiento de servicios, bares o comercios (muchos obligados a cerrar por la inviabilidad de los negocios), el desarrollo de proyectos de asistencia social, dinamización del parque de viviendas, la atracción de emprendedores o facilitar trabajadores a las empresas locales son necesidades de “las 235 comarcas rurales de España”. Y la provincia de Zamora, afectada por un imparable descenso de su población, tiene perfecta cabida dentro de los objetivos de Arraigo.

Comenzaron en Soria y ahora está presente en Burgos, Palencia, Segovia, Zaragoza, Cuenca, Madrid y Jaén

decoration

La Diputación Provincial apoyó desde el primer momento una iniciativa que tampoco sería posible sin la necesaria implicación de los alcaldes. A ellos se dirigieron los impulsores de Arraigo en la medida que el fin es contribuir a aportar valor a los municipios, “especialmente en forma de talento y nuevos pobladores”. La hoja de ruta pasa por la suma de fuerzas de administraciones, alcaldes, ciudadanía local e iniciativa privada.

Proyecto Arraigo lleva cuatro años trabajando en comarcas y municipios del territorio nacional castigados por la despoblación. Comenzaron en Soria y ahora está presente en Burgos, Palencia, Segovia, Zaragoza, Cuenca, Madrid y Jaén. Cuenta con una base de datos a nivel estatal de más de 4.500 familias que desean trasladarse a los pueblos por realizar un cambio de vida al mundo rural y con un proyecto de vida que les permita ese cambio mientras contribuyen a aportar valor al territorio.

Compartir el artículo

stats