Kiosko

La Opinión de Zamora

Las asociaciones vecinales hacen fuerza contra los macroparques de renovables

Las plataformas integradas en “Zamora Viva” anuncian que darán la batalla en los juzgados para paralizar proyectos eólicos y fotovoltaicos

Manifestación de Zamora Viva contra los macroproyectos eléctricos en la provincia, ayer en la plaza Viriato. | Emilio Fraile

Las plataformas ciudadanas surgidas en todos los pueblos zamoranos donde hay proyectados “macroparques” de energía fotovoltaica o eólica hacían fuerza ayer en plaza de Viriato, con una protesta organizada por “Zamora Viva” que congregó a decenas de sayagueses, a agricultores y vecinos de la comarca de Tábara, y a otros llegados desde distintos pueblos de Sanabria y La Carballeda. Localidades donde hay proyectos en ciernes, promovidos por distintas empresas, pero con elementos en común, como el desplazamiento de las actividades tradicionales que han sido la base de su economía –agricultura y ganadería– o la enajenación de bienes comunales a través de “procesos de dudosa legalidad” que empiezan a ser cuestionados por organismos como el Consejo Cultivo de Castilla y León, que recientemente ha dado la razón a la plataforma sayaguesa.

Durante la protesta, secundada por unas 300 personas, Zamora Viva advirtió que, lejos de suponer una fuente de ingresos que ayude a revertir la despoblación, este tipo de macroproyectos para producir electricidad pueden suponer “la puntilla” a los pueblos de la provincia “si empezamos a perder tierra de cultivo y valores naturales”. En este sentido, el representante de la plataforma, Delfín Martín, recordaba que “ya cometimos el mismo error hace décadas cuando se construyeron las hidroeléctricas, no se ha frenado el drama de la despoblación ni se ha conseguido el desarrollo local, y estamos cometiendo otra vez el mismo error. No vemos que esto sea futuro para Zamora”.

Manifestación contra los macroproyectos fotovoltaicos y eólicos en Zamora. EMILIO FRAILE

Cada asociación comarcal leyó su propio manifiesto. El representante de “Amigos de Velilla”, la plataforma de La Carballeda, donde se proyectan varios parques eólicos y fotovoltaicos, recordó que los aerogeneradores ya existen desde hace años en la sierra Segundera, “y esos pueblos han seguido perdiendo población y servicios básicos, como los demás”.

Sanabria-La Carballeda, "plagada" de placas y aerogeneradores

En Donadillo se proyectan cuatro parques fotovoltaicos, en Palacios de Sanabria otros dos, otro en territorio de Asturianos, Rosinos y Palacios y el más grande de la zona ocupará terrenos de Muelas de los Caballeros, Justel, Peque, Manzanal de los Infantes, Cernadilla, Asturianos y Palacios de Sanabria. Un total de ocho parques con más de 1.100.000 placas en el conjunto de Sanabria-La Carballeda. Además, hay seis parques eólicos en marcha: uno de ocho aerogeneradores entre Muelas de los Caballeros y Justel, otro de nueve entre Muelas de los Caballeros, Rosinos de la Requejada y Espadañedo, otro de 11 entre Justel y Castrocontrigo, uno de 12 aerogeneradores entre Requejo, Hermisende y Lubián, y otros ocho proyectos al otro lado de la sierra, en la provincia de León, que suman un total de 143 aerogeneradores.

Pancartas contra los macroproyectos de renovables. EMILIO FRAILE

En ocasiones, los grandes parques fotovoltaicos se “trocean” en distintos proyectos, que ocupan un territorio contiguo, para simplificar los trámites de impacto ambiental. “Los proyectos se publican el tiempo mínimo y necesario por ley y en seguida se esconden al público”, aseguraban ayer los portavoces de la manifestación en Viriato.

A pesar de ello, las plataformas se han organizado para dar la batalla con alegaciones y, donde sea necesario, con recursos judiciales. Entre las próximas batallas, conseguir que el Ayuntamiento de Bermillo de Sayago cumpla la resolución del Consejo Consultivo que declaraba nulo el convenio con una empresa para instalar 66 aerogeneradores en terrenos comunales y montes públicos. También se cuestionarán las leyes que permiten expropiar terrenos para instalaciones de empresas privadas: “El argumento de origen es muy dudoso, que se pueda considerar de interés público una instalación de una empresa privada para generar beneficios privados, legalmente tendrá sus fracturas y por ahí trataremos de meter el pie.

Los manifestantes no están en contra de las energías verdes, pero si del modelo actual. Defienden “las comunidades energéticas locales y el autoconsumo”, como explicó Cristina Zelich, de ahí el lema “Renovables sí, pero no así” que se gritó ayer en la plaza Viriato. Defienden un modelo donde la energía fotovoltaica se produzca, por ejemplo, en los tejados y polígonos de las ciudades y no ocupando grandes superficies de terrenos en el campo por parte de grandes empresas. “Se suponía renovables venían a proteger el medio ambiente y frenar el cambio climático, pero vienen a hacer dinero; se suponía que venían a democratizar la energía y a distribuir beneficios para todos, pero no es el camino que han elegido”, abundaba Delfín Martín.

Por ese motivo, solicitan una moratoria de los grandes proyectos eólicos y fotovoltaicos hasta que se reordene el proceso de transición a la energía verde.

Protesta en la plaza Viriato de Zamora. EMILIO FRAILE

Taller jurídico contra los “abusos” de las empresas

Las abogadas Pilar Esquinas y Pilar Calvo impartieron en el Museo Etnográfico un taller de asesoramiento jurídico. Esquinas criticó la “privatización del agua” y apuntó a las nuevas renovables, el hidrógeno verde, que consumirán gran parte de este recurso. Calvo hizo un repaso al “expolio” de la provincia por parte de las eléctricas que “ven a Zamora como una colonia de la que extraer recursos”, también explicó que los ayuntamientos no pueden cambiar sin los vecinos la titularidad de los bienes comunales.

Compartir el artículo

stats