La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Lazos entre niños sanabreses y portugueses

Los alumnos del colegio Monte Gándara exponen los trabajos hechos de manera conjunta con estudiantes de escuelas rurales de Braganza

Los alumnos de 4º y 6º de Primaria del colegio Monte Gándara ante la exposición de sus trabajos en la Casa del Parque

Los alumnos de 4º y 6º cursos del colegio Monte Gándara de El Puente de Sanabria exponen, en la Casa del Parque Natural del Lago de Sanabria, parte de los trabajos que han realizado dentro del proyecto Intercultural de Escuelas Bilingües e Interculturales de Frontera, EBIF. Es un proyecto de cooperación entre los gobiernos de Portugal y España y las comunidades cutónomas, con la colaboración de la Organización de Estados Iberoamericanos (OEI) como socio estratégico.

Los alumnos sanabreses han realizado los trabajos conjuntamente con los alumnos del “Agrupamento de Escolas Miguel Torga”, de Braganza. Centros educativos de Primaria de todas las comunidades fronterizas, de Andalucía, Extremadura y Castilla y León, se han sumado a este proyecto. El CEIP Monte Gándara y el Agrupamento de Escolas Miguel Torga forman la dupla educativa situada más al norte de la Raya, al no participar la comunidad gallega.

Los alumnos de 4º y 6º de Primaria del colegio Monte Gándara ante la exposición de sus trabajos en la Casa del Parque

Tras las reuniones del profesorado en Elvas, se pusieron en marcha los trabajos de cooperación con 25 alumnos sanabreses y un centenar de estudiantes brigantinos. A la inclusión de la diversidad lingüística y cultural en la educación se han sumado el respeto y el trabajo como valores de esta actividad conjunta que comenzó de manera efectiva en el mes de febrero.

Un mes significativo que dio pie a la primera actividad en la que alumnos sanabreses desarrollaron el Carnaval de Caretos confeccionando las máscaras y disfraces brigantinos, mientras que los alumnos de Portugal asumieron la tradición invernal de Visparras y Talanqueiras. La puesta en común, dado la situación sanitaria, fue a través de las plataformas digitales. La gastronomía también fue una de las “asignaturas” de intercambio en el conocimiento del país cercano.

Lazos entre niños sanabreses y lusos Araceli Saavedra

Dentro de los oficios la elección fue conocer el trabajo de “cesteros”, un trabajo artesano muy desarrollado en el noroeste trasmontano y los pastores trashumantes. Desde la dirección del centro, el claustro y las profesoras que han puesto en marcha el proyecto sobresale “el respeto” por estos trabajos que a lo largo del tiempo han ido cambiando. Los alumnos del CEIP Monte Gándara pudieron aprender de la experiencia de un cestero sanabrés cómo era el proceso completo, desde el cuidado de la mimbre para su recolección, y su posterior labor de tejido con las varas.

Dentro de las actividades de conocimiento cultural se puso en común las tradiciones de relatos y leyendas, combinando la tradición oral del conocido del nacimiento del Lago de Sanabria y los relatos en el escenario del Castillo de Braganza.

Compartir el artículo

stats