Kiosko

La Opinión de Zamora

La colza viste a Zamora de amarillo

El precio de la oleaginosa ronda los 900 euros/tonelada y su cultivo crece en la provincia un 29,4% respecto al año pasado

Un campo de colza en Zamora, con la catedral y la muralla al fondo. José Luis Fernández

El color de los campos de Zamora en los meses de abril y mayo es el amarillo, al menos desde hace unos 17 años, cuando los agricultores de la provincia comenzaron a volver a introducir el cultivo de esta oelaginosa, que desde entonces ha ido creciendo año a año. En 2021, las tierras teñidas de este color más llamativo son más que nunca en la historia, pues los agricultores de Zamora a finales del pasado verano un total de 7.600 hectáreas de colza que ya están floreciendo, y que suponen un crecimiento del 29,4% respecto a la superficie cultivada en la anterior campaña, que fue de 5.873 hectáreas en la provincia

Al finalizar la campaña de 2021 los agricultores zamoranos cosecharon 16.822 toneladas de colza, y el aumento de la superficie cultivada permite esperar que este año se ronden las 20.000 toneladas de colza recogidas a pesar de que los rendimientos serán menores debido a la climatología.

VIDEO | Sobrevuela los campos de colza de Zamora

VIDEO | Sobrevuela los campos de colza de Zamora José Luis Fernández

La popularidad de este cultivo se explica por los elevados precios de la colza en los mercados internacionales, que se fueron encareciendo a lo largo del pasado año en paralelo con los del girasol, dos productos que cumplen las mismas funciones.

En agosto de 2021, la colza recién cosechada cotizaba en la Lonja Agropecuaria de León por encima de los 500 euros la tonelada, un precio muy alto, pero a medida que se acercaba el 2022 esta oleaginosa se disparaba en las bolsas, y a finales de año alcanzaba en “Euronext” los 767 euros la tonelada para las entregas de febrero y 712 euros la tonelada para las de mayo.

Flores de colza en un campo de Zamora. José Luis Fernández

Al comenzar febrero ya se superaban los 800 euros por tonelada. Las cotizaciones se suspendieron al inicio de la invasión de Ucrania para evitar distorsiones de mercado, pues aunque este país no destaca por sus exportaciones de colza sí que es el principal productor europeo de un bien sustitutivo de esta: el girasol.

Las Lonjas Agropecuarias en Castilla y León mantienen la cotización de la colza suspendida –tampoco se ha cosechado aún–, pero los mercados internacionales la reanudaron en marzo, cuando se llegaron a superar los 900 euros por tonelada en las bolsas. Ayer, en Euronext las entregas de colza para mayo se pagaban a 930 euros y las de agosto a 882 euros.

A pesar de la mala fama del aceite de colza entre los consumidores españoles millones de personas la consumen a diario en este país, pues está presente en multitud de alimentos procesados, a veces “camuflada” en el etiquetado como aceite de cánola, nabina o nabiza, e incluso con el nombre científico de la planta, Brassica napus.

En realidad, no hay ninguna prueba de que el aceite de colza sea peor para la salud que cualquier otro aceite vegetal refinado, y su mala fama es “inmerecida” ya que la intoxicación que afectó a más de 20.000 personas en 1981 se debió a la venta ilegal de aceite adulterado, no a las propiedades de la colza en sí.

Pero el encarecimiento de esta oleaginosa no se debe tanto a su uso por la industria alimentaria, como por la ganadera. La colza forma parte de la dieta que se da a muchos animales, ya sea a dentro de piensos compuestos o como complemento alimenticio en forma de harinas o de “tortas”. Se comenzó a administrar principalmente a rumiantes productores de leche, como vacas u ovejas, pero también es común su uso en los cebaderos de cerdos.

La colza crece entre los árboles en un campo de cultivo en Zamora. José Luis Fernández

El tercer uso de la colza es la producción de combustible. Esta planta es la más utilizada para fabricar biodiésel en la Unión Europea, de hecho es la materia prima para el 44% de la producción.

Tres usos que están haciendo de estas flores amarillas uno de los cultivos más rentables para los agricultores de Zamora. Aunque su popularidad no solo se debe al precio, sino también a la rotación de cultivos fomentada por la Política Agraria Común. La colza es una planta que no agota los nutrientes del suelo, por lo que es perfecta para plantar en una parcela el año anterior de poner cereales.

JOSE LUIS FERNANDEZ

Compartir el artículo

stats