Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

Los sanabreses más famosos tienen 4 patas

200.000 turistas han visitado el Centro del Lobo Ibérico de Robledo desde su apertura en octubre de 2015

Los turistas caminan por una de las pasarelas de acceso a los puntos de observación. | A. A.

Oscura, Atila, Llagu, Mancha, Sanabria, Tera, Clarita, Dakota y Robledo son sin duda los sanabreses más admirados y fotografiados en la historia, pues de 200.000 personas los han visitado en los últimos siete años. Se trata de los cánidos que habitan en semilibertad en el Centro del Lobo Ibérico “Félix Rodríguez de la Fuente”, abierto por la Junta de Castilla y León junto a Robledo de Sanabria en octubre de 2015.

La cifra de 200.000 visitantes se traspasó a lo largo de la Semana Santa, que ha sido de récord en el Centro del Lobo Ibérico, con hasta cuatro pases diarios de visitas guiadas en los días centrales de la semana.

Niñas y adultos disfrutan en un centro de observación de lobos. | A. A.

El centro abría sus puertas al público el 19 de octubre de 2015 tras la inauguración oficial por parte del consejero de Fomento y Medio Ambiente, Juan Carlos Suárez Quiñones. A lo largo del primer año recibió 33.000 visitantes, y los 100.000 se alcanzaron el 3 de septiembre de 2018, casi tres años después de su apertura. Desde entonces, el centro ha pasado por dos periodos prolongados de cierre: durante el confinamiento de 2020 y a principios de 2021, también por las restricciones impuestas para contener el coronavirus.

En plena Sierra de la Culebra –el espacio natural con la mayor densidad de lobos de toda Europa occidental– el Centro se halla perfectamente integrado en el paisaje boscoso de pinos y robles melojos. Es el único lugar que permite disfrutar de cerca de la observación de lobos ibéricos en condiciones de semi-libertad.

Lobos en el Centro del Lobo Ibérico de Robledo. EMILIO FRAILE

El edificio propiamente dicho imita a construcciones tradicionales sanabresas como el “cortello dos lobos” de Lubián o el “Curro dos lobos” de Barjacoba. En su interior los visitantes conocen la interesante biología de esta especie, su papel en el ecosistema, los planes que garantizan su conservación y gestión en Castilla y León y, sobre todo, el rico patrimonio cultural derivado de su difícil relación con las poblaciones humanas. Una vez fuera, pueden observar a los lobos desde varios miradores.

CENTRO DEL LOBO IBERICO DE ROBLEDO. EMILIO FRAILE

El paso de más de 200.000 visitantes por estas instalaciones ha sido un revulsivo para el sector turístico en la comarca de Sanabria y en el resto de la Sierra de la Culebra, y ha demostrado que la gestión del cánido que se venía haciendo en Castilla y León a través del Plan de Conservación y Gestión del Lobo de la Junta convierte a este animal en un recurso de dinamización socioeconómica para las zonas rurales.

Compartir el artículo

stats