Kiosko La Opinión de Zamora

La Opinión de Zamora

COTO MICOLÓGICO

Alcañices fija un límite de recogida de setas por persona y día

El municipio gestiona su propio coto micológico, en vigor desde hoy, en 2.480 hectáreas de montes de utilidad pública

Plano del acotado micológico de Alcañices.

La recogida de setas y hongos silvestres queda limitada, a nivel comercial, a solamente 30 kilos por persona y día en el municipio de Alcañices (Vivinera, Santa y Alcorcillo). Así lo establece la nueva ordenanza reguladora del aprovechamiento micológico aprobada por la Corporación Municipal que preside el alcalde Jesús María Lorenzo Más y puesta en vigor ayer viernes, una vez conseguido el Coto Micológico.

La nueva normativa se justifica en el hecho de que “en la actualidad la recogida de setas es una actividad que ha despertado un interés creciente haciendo necesaria una regulación que evite la recogida incontrolada y abusiva que pueda ocasionar daños al medio ambiente y en particular a las poblaciones de setas, en aras a garantizar su persistencia y capacidad de regeneración”.

El municipio alcañizano es un paraíso arbóreo con pinares, robledales y castañares, también jarales, con lo cual entre las setas habituales están los boletus edulis y pinícola, los níscalos e incluso la preciada Amanita caesarea.

Como titular de los varios Montes de Utilidad Pública el Ayuntamiento de Alcañices es propietario de los productos micológicos que nacen en los mismos de acuerdo con lo establecido en la Ley de Montes de Castilla y León del 6 de abril de 2009, ostentando la potestad para realizar una ordenación encaminada a permitir dicho aprovechamiento micológico sin malograr el equilibrio en el ecosistema y la supervivencia de las especies.

No se ha contemplado la recolección de setas con fines científicos o didácticos. Para desarrollarla los interesados deberán cursar la petición a través del Servicio Territorial de Medio Ambiente de la Junta de Castilla y León.

Con carácter general nos se permitirá la recolección de setas silvestres donde se estén llevando a cabo aprovechamientos maderables o leñosos y otras operaciones con maquinaria, ni en las zonas señaladas para la realización de cacerías colectivas” para evitar accidentes.

Un boletus en un monte de Alcañices. | firmaCh. S. Chany Sebastián

En cuanto a lo referente a la comestibilidad y la toxicidad de las especies serán responsabilidad de cada recolector las consecuencias del uso a que destine las setas recolectadas.

Se pueden solicitar dos tipos de permiso, uno para un año natural y otro para dos días que se puede utilizar durante un fin de semana.

Cuando se trate de permisos especiales, siempre otorgados para grupos, la autorización colectiva se expedirá a nombre de un promotor autorizado o empresa para la realización de rutas micológicas guiadas a lo largo de una única jornada. En este caso la recogida queda limitada a 15 kilos por cada ruta y grupo.

Montes del coto micológico de Alcañices. Ch. S.

Podrán ser beneficiarios del aprovechamiento las personas mayores de edad o menores acompañados que se hallen en posesión de un permiso de recolector en vigor, otorgado por el Ayuntamiento. Las personas que ejerzan la recolección en el acotado deberán portar siempre con ellos el DNI y el permiso.

El coto micológico integra finalmente a un territorio con ocho Montes de Utilidad Pública. Alcañices: Los Llombos con una superficie de 163,76 hectáreas, Sahú (186,82), Urrieta los Cantos (276,66) y Sierra Bruñosinos (230,91). Alcorcillo: La Ribera con 169 hectáreas y “Encrucijada y agregados (315). Santa Ana: Monte de Santa Ana (142,50 hectáreas) y Sierra el Moro y Sierra Cerdera (146,08). Vivinera: El Carrascal con 238,19 hectáreas, El Majadal (359) y El Gorjón (60 hectáreas).

El Ayuntamiento de Alcañices ha establecido hasta tres modalidades diferentes de permisos para el aprovechamiento micológico dependiendo siempre de la procedencia del recolector, primándose a los vecinos y a la vez empadronados que residen y pagan sus impuestos en el municipio, pero facilitando también la práctica micológica a los foráneos, ya sean procedentes de España o Portugal.

El permiso de recolector local se otorgará a cualquier persona empadronada, siempre que lleve un año inscrita, y tendrá un precio módico para los 365 días del año.

Como recolectores “vinculados” tendrán derecho a recoger setas las personas empadronadas con una antigüedad inferior a un año y de más de seis meses; los familiares de primer grado descendientes de personas empadronadas con una antigüedad de más de un año y personas casadas con otras empadronadas. En este apartado se incluyen a los propietarios de inmuebles en el término y las personas nacidas en el municipio.

Compartir el artículo

stats