La Indicación Geográfica Protegida “Ternera de Aliste”, que tiene como presidente al ganadero de Carbajales de Alba Roberto Fuentes Gervás y de director técnico al ingeniero agrónomo Santiago Borrego Ojeda, cerró el año 2021 con la comercialización de 296.110 kilos de carne fresca de vacuno bajo el marchamo IGP.

Ternera de Aliste, y por consiguiente los ganaderos, recuperan así la esperanza e inician la recuperación tras un año atípico y preocupante, el de 2020, marcado por la llegada de la crisis sanitaria global originada por la pandemia del Covid-19, que afectó muy directamente al sector agroalimentario con el estado de alarma, el confinamiento y el cierre de bares y restaurantes que traía como efecto colateral el descenso en el consumo, muy en particular en el sector de la hostelería y restauración.

El 23% se comercializa en la Comunidad Valenciana.

La pandemia ha supuesto un pequeño parón en las perspectivas comerciales iniciales previstas, pero poco a poco se va recuperando el mercado, lo cual hace que tanto los directivos como técnicos de la IGP se muestren prudentemente satisfechos y agradecidos por la fidelidad de los clientes: cocineros, amas de casa y consumidores.

Los castellanos y leoneses se reafirman como los principales consumidores de carnes frescas de la Indicación Geográfica Protegida “Ternera de Aliste”, consumiendo el 57% del total. De este porcentaje el 43% lo consumen los zamoranos y el 20% restante vallisoletanos y salmantinos. Fuera de esta región destaca la Comunidad Valenciana, donde se comercializa el 23%.

Ternera de Aliste comercializó en 2021 más de 296.000 kilos de carne fresca

En cuanto al extranjero, Portugal es un cliente fiel y ya consume el 14% restante, muy en particular en las dos ciudades mas importantes a nivel comercial: Lisboa y Oporto, además de Villa Real y Braganza.

A través de la entidad comercializadora de la IGP se efectúa una comercialización conjunta al objeto de tener un peso relativamente significativo en el mercado y así conseguir mantener unos precios del ganado vacuno competentes para el sector productor y, en consecuencia, obtener unas rentas dignas para los ganaderos y sus familias, asegurarles un futuro estable y evitar depender de los continuos vaivenes de precios en el actual, durísimo y competitivo mercado de la carne de vacuno.

Ternera de Aliste comercializó en 2021 más de 296.000 kilos de carne fresca

En los registros de la IGP hay inscritas en el inicio del mes de enero de 2022 un total de 82 explotaciones ganaderas, que suman en su conjunto un total de 3.944 reses: de ellas 3.078 vacas nodrizas, a las que hay que sumar 761 novillas jóvenes que llegan para renovar y aumentar la cabaña ganadera, y 105 toros. Ello trae consigo 2.101 jatos y jatas para ofrecer las mejores carnes al mercado nacional e internacional. Se cuenta con un total de 22 operadores comerciales.

Tras su primera etapa con el marchamo de “Marca de Garantía”, en el mes de noviembre de 2017 se lograba la Indicación Geográfica Protegida, que a lo largo de cuatro años ha conseguido comercializar ya 1.347.849 kilos de carnes frescas de vacuno procedentes de 5.350 terneros.

Con el sello IGP Ternera de Aliste se certifica un producto único en el mundo por su alta calidad y sabores, basado en un esmerado y artesanal sistema de producción, dentro de un ecosistema que es un auténtico paraíso natural, en una zona donde los terneros permanecen, resguardados en los corrales (establos) durante toda su vida productiva, a la vez que basan su alimentación en la leche materna. Mientras, las madres y padres se alimentan mediante el pastoreo en extensivo en las grandes extensiones de terrenos privados y comunales, montes y praderas, que existen en los pueblos de la zona oeste de la provincia de Zamora.

"Las figuras de calidad están dirigidas a ofrecer calidad siempre ligada al territorio, es la mejor y más fiable garantía para los consumidores”.

A lo largo de 2021 Ternera de Aliste retomó la presencia en ferias como el Salón Internacional del Club de Gourmets en Madrid y en Intersicop en Zamora. Además se hicieron diferentes presentaciones, degustaciones y show coowkig como el de la feria “Xantar” en Orense, “Naturcyl” en Cervera de Pisuega, en el menú del “Healthy” de otoño en Madrid y en las catas zamoranas del Ramos Carrión.

Ternera de Aliste estuvo presente en el último Congreso Nacional “Origen España”, que engloba a todas las IGP (Indicaciones Geográficas Protegidas) y las DOP (Denominaciones de Origen Protegidas), el cual se celebró en Bedmar (Jaén) bajo el epígrafe “Territorio y Calidad”.

Un fructífero encuentro anual donde se dieron cita los mejores productos agroalimentarios españoles, cuyos representantes, entre ellos Roberto Fuentes Gervás y Santiago Borrego Ojeda de Ternera de Aliste, abordaron la situación de los fraudes que diferentes empresas hacen con los alimentos utilizando el nombre y la imagen de IGP y DOP, confundiendo a los consumidores y ofreciendo unos productos de mala calidad: “El trabajo y el esfuerzo desde las figuras de calidad está dirigido a ofrecer cada vez una mejor calidad siempre ligada al territorio y origen del producto y esa es la mejor y más fiable garantía para los consumidores”.

Ternera de Aliste comercializó en 2021 más de 296.000 kilos de carne fresca

En esta ocasión era la primeras vez que un Consejo Regulador de aceite de oliva (Sierra Marquina) acogía “Territorio y Calidad”, un evento que Ternera de Aliste aprovechó para pedirlo ya para Zamora en el año 2026, coincidiendo con los primeros diez años de la puesta en marcha de la IGP.

Roberto Fuentes Gervás valora la situación como “atípica pero esperanzadora”. “La pandemia llegó y sus efectos golpearon a todos los sectores, incluido el agroalimentario. El cierre de restaurantes fue duro, pues obviamente trajo consigo el descenso de la demanda. A pesar de ello hemos aguantado con trabajo, esfuerzo y sacrificio. Ser ganadero no es ni mucho menos fácil, las vacas y las ovejas, ganadería mayoritaria en nuestros pueblos, no saben de fiestas, hay que estar sobre ellas los 365 días del año, llueva, nieve o haga sol hay que echarles de comer. Los ganaderos trabajamos lo mismo y tenemos los mismos gastos, pero si no vendes no hay ingresos. En nuestro caso, Ternera de Aliste, producimos calidad y por suerte nuestros clientes se han mantenido fieles, cosa que agradecemos. La cosa va a mejor y esperamos que este año volvamos a la normalidad total. Nunca debemos olvidar que el campo y la ganadería nos da de comer a muchas familias”.