La Política Agrícola Común (PAC) ha repartido más de 808 millones de euros a 61.678 agricultores y ganaderos de Castilla y León durante los dos últimos meses del año, un adelanto histórico que ha dejado desde el pasado 16 de octubre más de 84 millones de euros en el campo de Zamora.

Con 8.832 beneficiarios, Zamora es la provincia con más presencia de minifundios y explotaciones familiares de la comunidad, seguida por Burgos con 8.151 beneficiarios y Salamanca con 7.900.

En total, a Zamora han llegado a los largo de estos dos últimos dos meses de transferencias desde la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural 60,9 millones de euros en los importes anticipados de octubre y noviembre y 23,3 millones en los pagos de diciembre, con un total de 84,3 millones recibidos.

Estas cifras sitúan a Zamora como la sexta provincia entre las nueve que más dinero recibe, a pesar de ser la que mayor número de beneficiarios agrupa.

Salamanca se sitúa como la provincia con más importe de ayudas PAC, y desde octubre ha recibido 137 millones que se reparten entre 7.900 beneficiarios. Burgos capta 111,2 millones a repartir entre 8.151 agricultores y ganaderos. En tercer lugar, Valladolid recibe 102,8 millones para 7.511 solicitantes.

Pagos para el 2022

Cabe señalar que en el primer trimestre de 2022 se efectuarán los pagos relativos a las ayudas asociadas al vacuno de cebo por un importe estimado de ocho millones de euros y antes de que finalice el primer semestre del próximo año, se ejecutarán las liquidaciones que resulten de los porcentajes hasta ahora retenidos del 5 % del pago básico, pago verde y de las ayudas directas a jóvenes, así como del 10 % de las diferentes ayudas asociadas tanto a los sectores agrícolas como ganaderos.

En diciembre de 2021, la Consejería de Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural ha transferido a la cuenta de esos 61.678 agricultores y ganaderos de la Comunidad más de 218 millones de euros correspondientes a las ayudas vinculadas a superficies, entre las que se encuentran el pago básico, el complemento del pago verde y la ayuda directa y específica a jóvenes agricultores, de todas ellas se ha abonado ya el 95%. Así mismo, se ha ingresado ya el 95% del régimen simplificado de pequeños agricultores y el 90% de los pagos asociados a los cultivos de proteaginosas y leguminosas, oleaginosas, legumbres de calidad y remolacha.

También se han transferido ya el 90% de las ayudas vinculadas a sectores ganaderos como el vacuno de leche, las vacas nodrizas y el ovino caprino.